febrero 20, 2024
22.2 C
Havana

Santiago Ford, el cubano que se convirtió en el nuevo ídolo deportivo de Chile

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Foto: Instagram | Santiago Ford

La de Santiago Ford bien pudiera ser la historia de otro deportista que decidió irse a probar suerte a otro país. Un nombre desconocido para la exigente afición que sigue con orgullo la actuación de sus atletas aunque ya no representen a la bandera de la estrella solitaria, pero nuevo ídolo de su país adoptivo tras los Juegos Panamericanos.

El cubano de 26 años se proclamó monarca del decatlón en Santiago 2023 para aportar una de las ocho medallas de oro –la sexta, en su momento- que hasta este jueves había ganado la nación anfitriona de la cita multideportiva.

Su excepcional desempeño desató la euforia en la prensa chilena, poco acostumbrada celebrar éxitos en un deporte como el atletismo, pero que ya ha escuchado como ha sonado tres veces el himno del territorio austral en el Estadio Nacional Julio Martínez.

De actor de reparto a protagonista, el nombre del cubano nacionalizado chileno enseguida copó portadas, cintillos y titulares, y su historia de vida sorprendió a más de un lector o televidente de ese país, ajenos a la realidad que viven muchos deportistas de la isla caribeña cuando emigran.

Ford, ex integrante del equipo antillano de atletismo, se marchó rumbo a Guyana en 2018, pero antes de llegar a Chile vivió toda una aventura digna de guión cinematográfico, según relató el portal Olympics.com.

“Los diez días que esperó para entrar a Brasil; el viaje en camioneta atravesando la selva para llegar a Manaos; el vuelo hacia Perú; y un encuentro con la policía que le obligó a hacer la última parte del recorrido a pie por el desierto. Unas tres horas de madrugada hasta llegar a Arica”, así resumió el citado medio la travesía del ahora, cinco años después, flamante campeón panamericano.

Una vez en su nuevo país, el atletismo pasó a un segundo plano porque comenzó a trabajar de guardia en una discoteca. “Dormía tres o cuatro horas. Entraba a las nueve de la noche y salía a las siete u ocho de la mañana. No aguanté más. No podía seguir el ritmo, no podía entrenar con el trabajo que tenía», confesó Ford.

La ayuda del entrenador Marías Barrera fue crucial para que pudiera retomar la actividad atlética, pero entonces  nuevos obstáculos aparecieron en el camino. «Llegué creo que en un momento equivocado, justo para el estallido social, después la pandemia… Todo se paró”, pero yo nunca perdí la fe, nunca perdí las esperanzas, sabía que este momento podía llegar. Nos preparamos para estar acá y darlo todo», contó.

Y tras cuatro largos años, finalmente logró obtener la nacionalidad chilena el 9 de enero del 2023, con el apoyo de la Cámara del Senado y la firma del presidente de la república. Ese podría decirse que fue el momento más importante de su nueva vida, hasta el pasado 31 de octubre, cuando ascendió a lo más alto del olimpo panamericano en la que puede considerarse como la prueba más exigente e integral del atletismo.

De esta forma, Santiago Ford, quien nunca más será un desconocido en Chile, pasa a engrosar esa larga lista de atletas nacidos en Cuba que se han convertido en héroes de sus nuevas naciones.

Desde campeones olímpicos como el santiaguero Pedro Pablo Pichardo con Portugal, hasta máximas figuras de sus selecciones nacionales como Wilfredo Léon (Polonia) y Melissa Vargas (Turquía) en el voleibol, sobran los ejemplos. Hechos que confirman que Cuba, a pesar de la crisis, siempre será una cantera inagotable de deportistas de altísimo nivel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí