diciembre 1, 2021
14.2 C
Havana

«Sin solución» para la falta de cajeros automáticos en Cuba

Foto: Roy Leyra / Cuba Noticias 360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El presidente del Banco Metropolitano declaró este martes en televisión nacional que no existe «solución a corto plazo» para disponer de más de los 890 cajeros automáticos instalados en un país con 11.2 millones de tarjetas magnéticas emitidas por el sistema bancario nacional, casi la población total de Cuba.

El directivo Orlando López Garcés intervino en el espacio televisivo Mesa Redonda y dio algunos detalles sobre la obsolescencia tecnológica de los cajeros y sus roturas, esto último espera revertirse a través de la industria nacional que tiene una estrategia para su reparación, según aseguró.

 Extraer dinero de un cajero es un ejercicio de verdadera paciencia en la nación caribeña. Largas colas, la seguridad de que de todos los equipos emplazados en un sitio servirán casi (o menos de) la mitad y la demora en aceptar la transacción, es característico de un proceso que en otras partes del mundo es casi expedito.

Solo 55 municipios, sin contar los pertenecientes a La Habana, tienen cajeros, y es común en esas regiones desplazarse varios kilómetros hasta dar con uno.

En la capital se reportan, según cifras oficiales, 136 equipos obsoletos, 76 apagados y 50 fuera de servicio de manera regular. Ante esa problemática López Garcés dijo que han buscado soluciones como son la posibilidad de extraer efectivo en la propia sucursal bancaria o en las Casas de Cambio, las conocidas Cadeca.

Destacó como otra alternativa «cubana y muy particular», el servicio de Caja Extra que se implementa en más de 800 bodegas y farmacias, supuestamente permitirá a las personas extraer dinero del lugar con la plataforma EnZona y así ahorrarse un viaje al cajero.

Sin embargo, el directivo del Banco Metropolitano no mencionó la falta de efectivo que presentan esos equipos en ocasiones y obligan a los interesados a ir a otros más lejanos de su vivienda, centro de trabajo o de estudio.

El funcionario sostuvo la necesidad de cambiar la matriz actual y ponderar los pagos y transacciones electrónicas. «No hacemos nada si el centro de trabajo paga a través de tarjetas y después las personas tienen que acudir al cajero a extraer el dinero».

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − cinco =

Último minuto