septiembre 20, 2021
24.2 C
Havana

STOP, una campaña cubana por la no discriminación

Foto: Cortesía de los entrevistados

Texto: Karla Castillo

Por estos días, una imagen gira por las redes sociales, roja, imponente, una mano nos obliga a la pausa. STOP es el nombre de la campaña lanzada por unos jóvenes cubanos que nos invitan a pisar el freno y alzarnos para luchar por la no discriminación.

Olivia de Armas y Leandro de la Torriente son los directores de esta campaña, nacida a raíz de la canción homónima compuesta por Frank Pedroso, el Big Boy del grupo Ron con Cola, y el clip del tema, que se lanzó recientemente en YouTube.

STOP tiene el trabajo en las redes sociales como el vehículo fundamental para lograr la mayor expansión posible de sus valores y productos comunicativos. Sobre por qué llevar el impulso de la canción a una campaña, y otros detalles, Cuba Noticias 360 tuvo la oportunidad de conversar en exclusiva con los dos directores.

Olivia: Realmente fue paso a paso, en primer lugar, escuchamos la canción que nos cautivó al momento, nos enamoramos de ella y lo que reflejaba y buscaba, y quisimos hacerle un video, que no quedara guardada en la gaveta. Notamos que el clip se nos quedaba corto con todo lo que queríamos plantear y las personas con las que queríamos conectar. Entonces, decidimos hacer una campaña, no solo para promocionar la canción, el video, la marca de Ron con Cola o el trabajo de nosotros mismos, sino para hacer una labor social y que las personas entendieran de verdad el mensaje, se identificaran con él y fueran parte del proyecto.

Leandro: STOP se quedaba incompleta siendo solamente una canción con su videoclip. Cuando comenzamos a conocer a las personas que actuaron en el video, muchos tenían experiencias reales de discriminación en su vida, por su origen étnico, religión, orientación sexual… y eso nos ayudó a ver que podíamos decir más cosas y conectar con más gente que ha sido discriminada pero que no se victimiza, porque la idea no es que se victimicen, se refugien o ensimismen, sino que todo aquel se acepte tal y como es, se ame tal y como es, y sea capaz de entender que el mundo es diferente y hay que respetarlo. Dijimos, vamos a hacer una campaña, vamos a hacer ruido y vamos a tratar de causarle un impacto a la gente, que vaya mucho más allá del video y la canción en sí.


¿Qué artistas o influencers se han unido a trabajar con la campaña?

Olivia: Localizamos y presentamos el proyecto a personas que teníamos a la mano, con quienes habíamos compartido y teníamos cierta amistad con ellos, que es el caso de los actores Dennys Ramos, Rodrigo Gil, Amelia Fernández, Ariadna Núñez. Les presentamos el proyecto y desde el primer momento conectaron con él, se sintieron identificados y muy dispuestos a formar parte de la campaña, dar sus experiencias de vida y compartir con su público ese mensaje que queríamos brindar.
Luego nos contacta Alicia Hechavarría, a través del perfil de Instagram de Ron con Cola, que se sintió identificada con el proyecto y quería formar parte de la familia STOP, por decirlo de alguna forma, y nosotros encantadísimos por su apoyo, y la oportunidad de llegar a su público y amplificar nuestras voces a través de sus redes.

Tuvimos al Ruso aquí en la casa, le enseñamos la campaña y ha sido un gran apoyo en Twitter. También hemos contado con la ayuda de todas las personas que trabajaron en el video, varios de ellos artistas, otros no.

Ambos, Olivia y Leandro, realizadores del clip de STOP, mencionaron el rol de Jotabarrioz, que llevó la dirección de actores y fue de “un gran apoyo ya que la mayoría de todos los que trabajaron no eran actores, ni tenían formación artística, por lo que era complicado que transmitieran a la cámara y al que lo ve eso que queríamos dar, el sentimiento”, contó la joven.

¿Cómo fue el proceso de filmación del videoclip?

Leandro: Oli y yo diseñamos y fuimos proponiendo varias ideas de cómo podría ser, le presentamos a Frank un guion más firme, con toda la producción, presupuesto, lo que lleva un audiovisual. De ahí fuimos a tocar puertas de algunas embajadas, pero por el tema del reordenamiento monetario, y la situación económica del país no nos pudieron dar el financiamiento para el proyecto. Esto no fue un impedimento, no lo íbamos a poder hacer con todo lo que nosotros quisiéramos que hubiese tenido, pero decidimos rodar de una forma u otra, y nos pusimos de acuerdo y entre nosotros hicimos las cuentas más básicas, aclaramos que era de corazón, a colaborar, y todos estuvieron de acuerdo en hacerlo por amor al arte. Los gastos principales de producción, transporte, comida, el estudio, las cámaras, sí lo financiamos entre los tres (Olivia, Frank y Leandro).

Olivia: Empezamos partiendo de la canción, del mensaje que transmite, cuando la escuchas notas que toca distintos temas y escenarios, por eso quisimos reflejar historias diferentes, la parte, étnica, social, religiosa, sexual, política. Abarcar cada una de las diferencias que para nosotros existían en la sociedad hoy en día. Siempre uno se queda corto, porque la realidad es mucho más rica que cualquier video, película o serie, pero tratamos de abarcar todos los temas.

Fue un trabajo complejo, pero lo mejor fue que el día del rodaje todo el mundo sabía lo que había que hacer, su función, cómo expresarse en cada escena, porque había una parte dramática, seria, de autodefensa y otra de felicidad, de conexión, de amor, de relación, es complicado para quienes no tienen conocimiento de arte.

Tocamos puertas de embajadas, presentamos el proyecto y los gastos de producción al Ministerio de Cultura, al Instituto Cubano de la Música, pero no cumplía con los parámetros que para ellos eran prioridad ahora mismo y no nos dieron presupuesto. Yo lo agradezco, gracias a que fue de a corazón, nos unimos todos, salió el proyecto que es. Todas las personas dieron lo mejor de ellos, el equipo técnico, actores, nuestras familias y amigos. Para nosotros fue algo complicado porque es nuestra ópera prima, ninguno tenemos estudios de realización audiovisual.

Por ejemplo, Yaas Valdés, nuestro director de fotografía, nos guio muchas veces en cómo hacer los guiones técnicos, y a mí me guio en cómo el día del rodaje dirigir a tantas personas y que fuera una situación agradable pero que además aprovecháramos el tiempo. Eran 17 actores, en cada uno debíamos grabar al menos 5 máster, escenas grupales, duales.

Leandro: A pesar que de momento no nos hemos aliado con institución o proyecto, estamos abiertos a colaborar con todo el que quiera conectar con el mensaje y los valores de esta campaña. Que en algún momento no nos haya dado apoyo alguna institución del estado o embajada, y ahora quiera, nosotros no cerraríamos las puertas para nada, cualquier persona que venga genuinamente a apoyarnos sin querer cambiar lo que hemos estado trabajando, y quiera amplificar el mensaje, estaremos encantados.

¿Cuál es el futuro de STOP, la campaña?


Leandro: Queremos seguir con la campaña, incluso a hora después de la salida del video queremos postear carteles, otros tipos de productos, complementando el trabajo que hemos venido haciendo, que la gente se siga cuestionando las cosas, no es sólo para promocionar el video. La verdad, en lo personal, me gustaría mucho que para el año que viene, en esta fecha, podamos hacer algo, como una jornada de STOP, para generar este tipo de contenido, donde hacemos un llamado al respeto, al amor.

Olivia: El camino a seguir a corto plazo lo tenemos algo organizado, seguir posteando videos a la salida del clip oficial, dar entrevistas a programas o revistas, sesiones de fotos con el logo, todo lo que nos llegue es bienvenido. Seguir un camino, las ambiciones de siempre son muchas, hasta nos hemos planteado hacer una película, porque el tema lo amerita.
Este proyecto no queremos que sea sólo de nosotros, o de Ron con Cola, sino de cada persona que conecte con él, y vea un camino, una vía para crear un mundo mejor, con respeto, igualdad.

Leandro: Suena muy romántico, pero lo hemos hecho con tremendo amor, cada post, cada contenido creado, el video en sí, han sido largas jornadas de trabajo, de debate, nos hemos cuestionado muchas cosas, nosotros mismos hemos crecido como seres humanos. El video se puede hacer viral, o que lo vea una sola persona, pero que al menos esa persona sea capaz de conectar con el mensaje, de entender, ya es un logro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − uno =

Último minuto