diciembre 9, 2022
22.9 C
Havana

Una casita para Malú: la peculiar colecta que la sociedad civil organiza para la primera mujer trans de Sancti Spíritus

Fotos: Twitter | Guajiro Cubano

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Conocida como la diva de Sancti Spíritus, Malú no solo es la primera persona que se atrevió a declarar públicamente su condición de mujer trans en un ámbito tan conservador como la villa del Yayabo, sino que por su carisma se ha convertido en un personaje popular y símbolo de la ciudad.

Con una historia de vida profundamente marcada por la discriminación y el rechazo, Malú está rodando, como ella misma dice, desde que tenía 16 años.

“Mi mamá se murió cuando yo tenía tres años, me quedé con mi papá y después mi papá me regaló a una hermana de mi mamá. Estuve hasta los 16 años con esa familia, después mi tía se murió y empecé a vivir con todo el mundo aquí en Sancti Spíritus, hasta debajo de una escalera de un edificio. A mí lo que me tocó fue la gente de la calle, en la calle todo el mundo ha sido familia mía”.

Sin embargo, este deambular sin techo seguro ya le pesa al borde de los 60 años, edad que la ha sorprendido sin solvencia suficiente ni para pagar un cuarto.

Precisamente por eso, por la precariedad en que vive y por los mil y un afectos que ha dejado desperdigados por medio mundo, sus muchos y buenos amigos se han enrolado en una peculiar colecta para comprar, entre todos, un techo medianamente digno donde la diva pueda pasar su vejez.

La convocatoria fue lanzada por Eliesnel Valdivia, estilista y activista LGBTIQ+, a quien se sumó en cuestión de horas el poeta Esix Castañeda, administrador del grupo de Facebook “Te Aviso. Aquí Hay”, una iniciativa surgida durante los peores momentos de la pandemia y que desde entonces ha promovido las más nobles causas en la central provincia.

En las primeras 24 horas el grupo de Esix recaudó más de 50 000 pesos, cifra que, en estos tiempos de rigor económico, si no es récord, es buen average.

Actualmente la colecta ha superado los 120 000 pesos en las más disímiles variantes: transferencias bancarias a una tarjeta previamente concebida a esos efectos, dinero en efectivo y hasta donaciones en MLC enviadas desde el exterior.

Mientras se siguen recaudando fondos, el estilista Eliesnel Valdivia ya ha comenzado a buscar posibles casas para Malú, para lo cual, según sus propias declaraciones en las directas que ha hecho en redes sociales, no solo tiene en cuenta el monto disponible, sino también las condiciones del inmueble y su ubicación.

“Esta es la casa que con un poco de esfuerzo entre todos queremos comprarle a nuestra diva del pueblo Malú, está en un lugar bien céntrico, a 450 metros de mi casa, cerca del parque. Dejen sus comentarios, qué les parece la propuesta”, publicó Valdivia en su muro de Facebook junto a una decena de fotos.

Hasta equipos electrodomésticos y enseres del hogar están siendo donados para Malú en una campaña emprendida únicamente por la sociedad civil, sin el más mínimo respaldo institucional.

Iniciativas similares ya habían sido llevadas a cabo en la región; entre ellas, la colecta emprendida en una comunidad rural de Cabaiguán para comprarle un motor al médico, la donación de medicamentos para personas en condiciones de vulnerabilidad y, en el mismo espacio “Te Aviso. Aquí Hay”, la recogida de dinero para comprar oxímetros y ponerlos en función de los integrantes del grupo durante el colapso sanitario por la covid.

“Unidos lo vamos a lograr” es el lema de la campaña Una casita para Malú, a quien le brillan los ojos y se le hace un nudo en la garganta mientras ve el tsunami de solidaridad que está provocando.

“La vida me ha hecho ser más fuerte de lo que soy —ha dicho la diva—. A Malú la han querido destruir, pero nunca han podido ni podrán. Quizás porque soy como una mata de ceiba, que tiene la raíz bien grande y un tronco que lo aguanta todo”.

3 Comentarios

  1. Realmente es impresionante la acción con iniciativa de Eliesner Valdivia (conocido y amigo) y aunque ya sabía de sus logros desconocía su gran poder. Felicidades para Malú y muchas bendiciones para Eliesner por su gran corazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here