junio 13, 2024
26.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

Vivir del Cuento estrena polémico episodio «La vida en fosa»

Foto: RRSS

Texto: Hugo León

“El martes menos pensado nos enteramos de que desaparecieron a Pánfilo”, se escuchó bien temprano en la mañana de hoy en la concurrida Virgen del Camino a una señora comprando café, y quien no crea que en Vivir del Cuento el pitcheo está “bajito y pega’o”, remítase al episodio de anoche que vale oro.

Ya es sabido por todos que Cuba es un país donde las cosas no cambian: ni los problemas, ni los culpables de los problemas, y que cuando alguien va a decir quién es ese culpable, algo sucede que al final no se dice y como cantaba Julio Iglesias, “la vida sigue igual”.

-Evadir el problema es alimentarlo, señaló Meriño el carnicero del barrio.

-Mira quién habla, el que tiene a todo el barrio preocupado por la alimentación, le respondió Evarista.

-¿Yo? La culpa de eso quien la tiene es…

-Compañero, compañero, mejor no meternos en eso.

-Sí, mejor no meternos en eso que si no vamos a tener que cambiar todos los muebles, concluyó Isidoro.

No habían pasado tres minutos del episodio y los vecinos ya habían desnudado la realidad de la isla, y todavía no había hablado Pánfilo.

Pánfilo: la vida en fosa

El guion del programa trata sobre una fosa que lleva 15 años sin que las autoridades de la cuadra hayan resuelto el problema y sin que las instituciones estatales hagan caso de las quejas, los pedidos y los trámites de Pánfilo.

“El problema mío ya pasó la edad de la peseta, ya es adolescente, en cualquier momento se jubila”, dijo Pánfilo sobre la fosa. Más adelante en el episodio llega a soñar con una celebración del cumpleaños número 15 de  la fosa con trajes, carro clásico y hasta un vals.

También se desliza por el programa una especie de comparación entre los productos que recibía el pueblo hace 60 años y la menguada canasta básica que actualmente intenta sostener su alimentación.

Asimismo, muestra como las redes sociales pueden resultar engañosas o se pueden malinterpretar los mensajes en ellas, llevando a las personas a juzgar sin conocer la realidad. Además, da un guiño reflexivo a cómo aunque los “influencers” tengan cierta huella en sus seguidores no siempre son móviles para el accionar del gobierno.

También deja caer que las mismas autoridades de la base que durante 15 años no pudieron resolver el problema, cuando este tiene repentina respuesta aprovechan la oportunidad para intentar llevarse el crédito.

¿Cómo se resuelven los problemas?

Finalmente la fosa es reparada sólo porque el barrio iba a recibir una visita de autoridades provinciales que tendrían una actividad en la escuela del lugar. Esto es algo a lo que están acostumbrados los cubanos, a que las cosas se resuelvan -al menos temporalmente- como fachada o porque alguien “de arriba” va a inspeccionar.

Sabia es la señora que compraba café esta mañana, pero si un martes cualquiera suspenden Vivir del Cuento por sus comentarios cargados de humor, habrá desaparecido el show más visto de la televisión cubana y además, el único que realmente dice las cosas como son.

2 COMENTARIOS

  1. En el programa vivir del cuento, se reflejan los problemas que tienen que enfrentar el cubano en su vida cotidiana.Muy bueno el último capítulo dedicado a la fosa sin solucionar desde hace 15 años.

  2. Me encantó el programa, una fuerte crítica a las cosas mal hechas pero con respeto. Muy bonito todos con buen gusto. Un programa con calidad y cómico que es lo fundamental. Gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí