octubre 6, 2022
20.2 C
Havana

Bomberos cubanos: más de tres siglos y un fuego

Foto: Vladimir Zayas

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Tal vez no sea casualidad que uno de las publicaciones que más se comparten en redes sociales a propósito del siniestro en la Base de Supertanqueros de la provincia de Matanzas, sean las reseñas de un miembro del equipo del cuerpo de bomberos de la provincia de Santa Clara.

Esta fue la primera ciudad que registró en Cuba actividad de extinción de incendios a finales de 1696. De allí mismo es este joven muchacho quien lleva días contándole a su amiga Lisi (Lisandra Martín) lo que acontece en el incendio y cómo intentan mitigarlo hasta ahora sin mucho éxito, desgraciadamente.

Los bomberos, como bien refirió el humorista Ulises Toirac en sus redes sociales, rehúyen de ese instinto de preservación de la vida propia, para poner a salvo la de los demás. En ese sentido fueron también ellos las primeras víctimas de este siniestro. Y aunque se debatan cuán voluntario estaban algunos de los jóvenes fallecidos en la tarde del viernes, de lo que aún queda mucho pro decir en los próximos días, la gran mayoría de los aún presentes pertenecen a una larga tradición de un oficio más que noble.

Según las fuentes históricas, la primera formación de Bomberos Voluntarios se organiza el 13 de noviembre de 1696, detrás de la Ermita de la Virgen de la Candelaria, en Santa Clara. Este Cuerpo de Bomberos adiestraba a los vecinos en las estrategias para combatir incendios. Entonces llenaban de agua barriletes destinados al comercio de ron y miel, que hacían llegar al lugar del siniestro pasándolos de mano en mano.

La fecha marca el surgimiento oficial del Cuerpo de Bomberos en Cuba, y también este día se celebra el Día del Bombero Cubano, pero no fue hasta junio de 1832 que se funda el primer Cuerpo de Bomberos de Santa Clara, que sería oficializado en 1856 por la Capitanía General.

Después surgen otras agrupaciones de bomberos como la del poblado de Batabanó (al sur de La Habana) en 1768, que fue efímera. Poco a poco se organizaron estructuras en el resto de las localidades, y el 14 enero de 1831 se funda el Cuerpo de Honrados Bomberos en la provincia de Santiago de Cuba, y en 1832 en Cárdenas, Matanzas se organizó un Cuerpo Profesional de Bomberos Civiles.

El surgimiento de Bomberos de La Habana se remonta al año 1835, por decisión del capitán general, don Miguel Tacón, y su reglamento fue aprobado por Real Orden el 10 de mayo de 1838. Su primer cuartel radicaba en la calle Obrapía.

Actualmente en La Habana existe una pequeña sala dedicada a los bomberos y su historia. La locación está ubicada en las calles Mercaderes y Lamparilla, como homenaje a los bomberos que el 17 de mayo 1890 perdieron su vida tratando de mitigar un fuego en el almacén existente de la época.

Asimismo, en 1897, se levantó en el cementerio de Colón un monumento a los bomberos caídos en este siniestro, ubicado en la entrada principal del camposanto y con una altura de 10 metros.

Como esta sala y el Mausoleo, Cuba tiene varios monumentos cívicos que le rinden tributo a estos profesionales. Justo en Matanzas, a la entrada del viaducto, se erige un monumento que recuerda al primer bombero fallecido en esa ciudad en un incendio en 1899, Leopoldo Torres.

Aunque muchos de estos homenajes surgen desde el dolor y la pérdida, llegan hasta nuestros días como una reverencia a personas que ofrecieron los más noble que tenían: sus vidas. Todas estas tarjas, mausoleos, esculturas preservan sus nombres para que rememoremos sus historias de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto