febrero 1, 2023
20.2 C
Havana

¿Cómo puedo anular una mipyme recién creada?

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La pregunta que da título a este artículo fue formulada hace apenas unos días en el grupo de Facebook Mipymes de Cuba, un espacio en el que convergen más de 110 000 personas con el propósito de promover servicios, buscar encadenamientos productivos, ofertas de empleo o, simplemente, asesoría en el complejo mundo de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Eduardo González, el autor de la interrogante, ya está tratando extinguir su empresa sin siquiera haber comenzado; como él, miles de emprendedores se sienten inseguros a raíz del nuevo giro del gobierno cubano: en la más reciente sesión del parlamento, los diputados aprobaron por unanimidad que las mipymes paguen impuestos desde su creación, con lo cual queda sin efecto la exención del pago del fisco en un plazo de seis meses a un año. 

En 2021, el Estado cubano creó por primera vez una norma jurídica para este tipo de empresas, una medida muy esperada que reorganizaba el sector privado cubano y debía garantizar el dinamismo económico de la isla.

Hasta el 23 de noviembre pasado, el Ministerio de Economía y Planificación había aprobado más de 5 900 actores económicos, según los reportes de la prensa estatal.

Sin embargo, que el gobierno cubano haya decidido de un día para otro exigirle este el pago del fisco a las mipymes ha sido interpretado por los emprendedores como un retroceso y, peor aún, como un claro síntoma de que el Estado aún solo sobrelleva al sector privado.

Según trascendió en el debate parlamentario, para la contribución fiscal se tendrán en cuenta todas las ventas, la misma fórmula de los trabajadores por cuenta propia y cooperativas no agropecuarias.

Bajo la premisa de que los nuevos actores económicos deben aportar también a los planes públicos como Salud y Educación, la medida dificulta el despegue de los negocios particulares en medio de un escenario financiero deficiente y hostil.

La medida ha provocado incertidumbre en el sector privado y hasta algunas bajas. En las redes, la polémica sube de tono, sobre todo en los grupos de emprendedores, donde usuarios como Guille, por ejemplo, han expuesto sus razones: “En el mundo entero hay que pagar esos impuestos, pero no existe una violación tan obvia como obligarte a tener que comprar materias primas en una moneda que no puedes adquirir de forma legal y tienes que vender en otra que no te sirve para más que salario prácticamente. Además de un valor legal muy lejos de la realidad que se rompen la cabeza una y otra vez a ver cómo logran camuflaje y es casi imposible, cuando solo están tratando de seguir con principal objetivo que es generar utilidades. Tantas trabas de trabajo que es imposible un desarrollo económico. Entonces las causas del retroceso con respecto a las empresas privadas no me parece que sea por evasión de impuestos”.

Con su opinión coincide el también emprendedor Oniel Díaz Castellanos, cofundador de AUGE, quien se declara alarmado con la medida: “Si, hasta donde nos han dejado ver los medios, no hubo entre los diputados una sola voz que cuestionase la errada decisión de suprimir las exenciones fiscales para las mipymes, se puede concluir que: 

(a) Respaldan esa decisión; (b) Desconocen las implicaciones negativas de la misma o (c) No existen representantes de mipymes en el órgano con capacidad suficiente para hacer escuchar su voz. Pueden ser una de estas, varias u otras las explicaciones para ese silencio. Quién sabe. Pero algo me llevo como conclusión de estos últimos días: es hora de organizarnos”.

Organizadas o no, a las mipymes no les quedará más remedio que acatar la determinación del parlamento, aunque la medida pone piedras en el camino del sector privado. Más piedras, como si las que ya hay no fueran suficientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here