febrero 22, 2024
23.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Contratación de ingenieros cubanos causa polémica en Sudáfrica

Foto: The South African

Texto: Mónica Fernández

El pasado 22 de abril, la ministra de Asentamientos Humanos, Agua y Saneamiento de Sudáfrica, Lindiwe Sisulu, dio la bienvenida a 24 ingenieros cubanos. «Los ingenieros estarán en el país durante tres años y prestarán asistencia en el ámbito del mantenimiento de las infraestructuras y las competencias de explotación en toda la cadena de valor del agua, desde la fuente hasta el grifo, y la mayoría serán destinados a grupos de agua/río y a municipios para impartir formación«, dijo Sisulu a la prensa. Esta sería la cuarta vez que Sudáfrica contrata ingenieros cubanos: en 2015, 2017, 2019 y 2021.

Los partidos de la oposición no tardaron en reaccionar: la Alianza Democrática publicó una declaración demandando la cancelación del contrato, mientras que Action SA, realizó un llamado a todos los ingenieros sudafricanos que se encuentren desempleados a que se registren con la organización para presentar un listado de candidatos nacionales al gobierno. Por su parte, la Asociación de Veteranos Militares uMkhonto weSizwe (MKMVA) ha defendido la contratación de los ingenieros cubanos, basándose en que existe una larga tradición de colaboración entre ambos países, así como las dificultades para encontrar ingenieros locales que quieran trabajar en zonas rurales. En declaraciones a la radio, el profesor de gestión de recursos hídricos de Universidad de Free State, Anthony Turton, aseguró que cerca de dos mil ingenieros sudafricanos se encuentran actualmente desempleados. Esto entra en contradicción con el listado de profesiones esenciales del país, que apunta a un déficit de ingenieros, algo que ratifica la lista 2020 de ocupaciones en alta demanda.

Pero sin dudas, la mayor oposición proviene de los grupos profesionales. Tanto la Institución Sudafricana de Ingeniería Civil (SAICE) como Ingenieros Consultores de Sudáfrica (CESA) aclaran que el Consejo de Ingeniería de Sudáfrica (ECSA) no homologa el título de ingeniería emitido por Cuba en tanto el país no es signatario de los Acuerdos de Washington, Sydney o Dublín. Por tanto, los ingenieros cubanos solo podrían trabajar en el país si están constantemente supervisados por un ingeniero local. En el caso de CESA, aun cuando la organización no puede proveer ingenieros del sector privado al público, ante la llegada de los ingenieros cubanos ofreció sus servicios, algo que contradice la propia ley sudafricana.

Por su parte, el sindicato Solidarity, envió una carta a la ministra pidiendo se suspenda inmediatamente el programa y que se garantice la legalidad de la licencia y el registro de los cubanos. Asimismo, el grupo proveyó una lista de más de 120 ingenieros dispuestos a trabajar en los mismos asentamientos a donde han sido destinados los cubanos. Solidarity sostiene que no está justificado importar trabajadores extranjeros en medio de una crisis de desempleo, en la que la tasa oficial de paro de Sudáfrica se sitúa actualmente en casi el 33%.

De acuerdo con un comunicado emitido por la organización, la contratación de los cubanos terminaría costándole a los contribuyentes sudafricanos $5,543,776 anuales en lugar de la cifra inicial de $4,730,689. A los ingenieros cubanos se les estaría pagando anualmente $22,175 más que a los ingenieros locales, ya que “además de pagar sus salarios, los contribuyentes deben financiar también varios beneficios. Entre otras cosas: vuelos para que puedan volver a Cuba de vacaciones mientras están empleados aquí; todos los costes de los vuelos de ida y vuelta; alojamiento amueblado; comida y ropa; transporte; internet, teléfonos móviles y dinero extra para hacer llamadas de teléfono fijo a Cuba; y muchas más” dijo el director ejecutivo Dirk Hermann. El Ministerio Asentamientos Humanos, Agua y Saneamiento ha negado estas cifras y sostiene que el costo anual será de solo $1,350,000.

La ministra Sisulu dijo también que los ingenieros cubanos no estaban en calidad de empleados, sino que recibirían un estipendio mensual por su rol de mentores, transfiriendo conocimientos a los expertos locales. La justificación del despliegue de los cubanos «se basó en su inusual y exclusiva experiencia en relación con el mantenimiento y la prolongación de la vida útil de las infraestructuras relacionadas con el agua y el saneamiento» dijo en un comunicado. «Muy pocos de nuestros propios ingenieros optarían por ir a trabajar a las zonas rurales porque tienen familia, tienen preferencias de dónde trabajar. Donde más sufrimos es en las zonas rurales y los ingenieros cubanos que vienen aquí saben que vienen a una situación de penuria, vienen a ayudarnos en las zonas rurales, donde no ha habido agua, donde nadie se ha acercado a ayudar”, dijo.

La reacción de Solidarity fue dar a conocer los contratos de los cubanos, que demuestran que realizarán trabajos de ingeniería y no se limitarán a actuar como mentores, como dijo la ministra. Solidarity ya ha anunciado que llevará el caso a la Corte Suprema de Pretoria.

La polémica provocada por la contratación de los 24 ingenieros cubanos es solo la continuidad de un escrutinio cada vez mayor al gobierno de Cyril Ramaphosa. Entre 2015 y 2017, la Fuerza de Defensa Nacional de Sudáfrica (SANDF) pagó a Cuba más de $14,783,404 para mantener y restaurar vehículos militares, que finalmente terminaron siendo vendidos como chatarra. En 2020 el gobierno también enfrentó críticas por contratar 200 médicos de Cuba para ayudar a combatir el coronavirus.

Nota: Para facilitar la comprensión de este texto, todos los montos originalmente expresados en Rands sudafricanos fueron convertidos a dólares estadounidenses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí