noviembre 29, 2022
29.2 C
Havana

Cuba en Tokio 2020, Día 8: Vida extraterrestre en el cajón de salto

Texto: Alejandro Varela

El brinco galáctico de Juan Miguel Echevarría se robó los titulares de una jornada para Cuba con algunas decepciones en el atletismo pero actuaciones positivas en general. Tanto el saltamontes camagüeyano como la discóbola Yaimé Pérez, de los principales candidatos a títulos por la delegación antillana, aseguraron su presencia en las finales de sus pruebas. El boxeo ya va de 10-10 y sigue haciendo soñar con un botín gordo, mientras las muchachas del vóley playero mantuvieron la inspiración y ganaron el partido del “lucky loser” para colarse en octavos de final. Se despidió Eglys Cruz del tiro deportivo de Tokio y las pesas brindaron otro desempeño acorde a las expectativas.

-Juan Miguel Echevarría, atletismo (salto de longitud – clasificatoria) Espectacular debut del “extraterrestre” camagüeyano. Juan Miguel abrió literalmente la competencia con un estirón de 8,50 metros y mandó un claro mensaje de sus intenciones. Aunque después dijo a la prensa que no se entregó 100 por ciento, Echevarría debe conservar todas sus fuerzas mentales y físicas para que en la final del lunes no vuelva a sucederle lo mismo que en el Mundial de Doha hace par de años. En aquella ocasión fue sorprendido por el jamaicano Tajay Gayle luego de dominar fácilmente la clasificación.

-Yaimé Pérez, atletismo (lanzamiento del disco – clasificatoria)  La vigente monarca mundial dejó sensaciones tibias a su paso por la clasificatoria. Yaimé lanzó el disco hasta los  63,18 metros en su segundo intento y estará en la final de Tokio 2020, pero en ninguno de sus tres envíos logró rebasar la marca mínima requerida de 64 metros. Quizás sea una estrategia y no se empleó a fondo para reservarse, pero lo cierto es que la santiaguera clasificó séptima a la final del lunes.

-Denia Caballero, atletismo (lanzamiento del disco – clasificatoria)  La eliminación de Denia puede considerarse una decepción a medias si se tiene en cuenta que este año había estado muy alejada de su mejor nivel y ni siquiera había logrado la marca mínima que exigían para clasificar a la final. Sin embargo, la campeona mundial de Beijing 2015 dejó mucho que desear con dos faltas y un solo envío válido de apenas 57,96 metros. Otro resultado del atletismo cubano que sorprende de forma negativa y queda por debajo de las expectativas.

-Maykel Massó, atletismo (salto de longitud – clasificatoria)  Aunque no alcanzó la marca mínima, el santiaguero logró un salto de 8,07 metros que le permitió incluirse entre los 12 finalistas del lunes. Con el objetivo ya cumplido, Massó tratará de rondar el 8,39 que brincó en La Habana en mayo y que es su cota personal. De saltar algo parecido, bien podría irse de Tokio con una medalla.

-Lester Lescay, atletismo (salto de longitud – clasificatoria) Su mejor salto quedó en 7,69 metros y fue el único de los tres cubanos sin acceder a la final. Era el de menos posibilidades de avanzar pero aún así su presentación resultó bastante discreta si tenemos en cuenta los dos registros por encima de 8 metros que realizó en Cuba en el primer semestre del año.

-Rose Mary Almanza, atletismo (800 metros – semifinal 3) Otra ilusión rota en el atletismo de Tokio 2020. La camagüeyana llegaba a sus terceros Juegos Olímpicos con el antecedente de haber realizado las dos mejores marcas de su vida este año. Además, su crono en el primer heat eliminatorio daba para pensar que podía acceder por primera vez a una final olímpica. Sin embargo, Rose Mary volvió a equivocar la táctica de la carrera y no pudo aguantar el remate de sus rivales en la recta final. La camagüeyana entró cuarta con un tiempo de 1:59.65 segundos y terminó en un onceno lugar general. A pasar página y concentrarse ahora en el relevo 4×400, donde la posta cubana llega a Tokio como flamante campeona mundial.

-Zurian Hechavarría, atletismo (400 metros con vallas – eliminatoria) La antillana debutó en Juegos Olímpicos con 54.99 segundos, el mejor tiempo de vida, y demostró que de eso se trata, de sacar lo mejor en la principal competencia del año. No logró entrar entre las cuatro primeras de su heat que garantizaban un cupo directo, pero Zurian garantizó su presencia en las semifinales del próximo lunes. Enhorabuena.

-Olfides Sáez, halterofilia (96 kilogramos)  El cienfueguero terminó al frente del grupo B de su división, si bien no logró igualar sus mejores marcas. Sáez logró ejecutar con éxito un primer ejercicio de 156 kilogramos, pero luego falló dos veces sobre 161. Después en el envión alzó sin dificultades los 193, 198 y 203 kilogramos y finalizó a tres kilos de récord personal. Estos levantamientos le valieron para un total de 359 kilos, a siete del mejor registro de su vida.

-Eglys de la Cruz, tiro deportivo (rifle de tres posiciones a 50 metros – clasificatoria)  La bronce olímpica de Beijing 2008 en esta misma prueba no pudo repetir aquel histórico resultado y finalizó en el lugar 23 entre 37 participantes. La espirituana recordó en sus dos primeras series, de rodilla y tendida, a aquella muchacha hace 13 años subió al podio, pero en la última ronda, de pie, sus disparos no fueron igual de certeros. No obstante, Eglys se despide de Tokio 2020 con el hito de haber igualado a Driulis González como las únicas deportistas cubanas con presencia en cinco Juegos Olímpicos.

-Yosbany Veitía, boxeo (52 kilogramos) El mosca espirituano salió hecho un vendaval de golpes frente al ghanés Tetteh Sulemanu y nunca le dio oportunidad de aspirar a la victoria. Decisión unánime de 5-0 en su debut y a pensar en los cuartos de final para garantizar una medalla. En su próximo combate, el martes,  Veitía podrá tomar revancha del británico Galal Yafai, quien lo derrotó en el Mundial de 2019.

-Andy Cruz, boxeo (63 kilogramos) El británico Luke McCormack, de Reino Unido, sabía que no tenía opciones ante, quizás, el oro más seguro que le pronostican a Cuba en los Juegos Olímpicos de Tokio. La decisión final de 5-0 reconoció el dominio del matancero, que el martes volverá al encerado de la arena Kokugikan para buscar su segunda victoria sobre el brasileño Wanderson de Oliveira y seguir camino al único cetro que falta en sus vitrinas.

-Leila Martínez y Lidiannys Echevarría, vóley de playa (vs Países Bajos) Las cubanas ganaron el partido “bueno” y accedieron a octavos de final, un resultado que ya puede considerarse meritorio. La dupla antillana mostró un excelente nivel de juego ante las holandesas y vencieron por doble 21-17 en solo 38 minutos de partido. Su próxima presentación será mucho más exigente frente a una de las dos parejas estadounidenses en el torneo olímpico, favoritas para discutir medallas.

Cubanos en la próxima jornada olímpica (domingo 1 de agosto)*

Leuris Pupo, tiro deportivo (pistola rápida 25 metros – clasificatoria) 7:30pm

Jorge Álvarez, tiro deportivo (pistola rápida 25 metros – clasificatoria) 7:30pm

Luis Orta, lucha grecorromana (60 kilogramos) a partir de 10:00pm

Mijaín López, lucha grecorromana (+130 kilogramos) a partir de 10:00pm

Lázaro Álvarez, boxeo (57 kilogramos) cuartos de final vs Chactchai-Detcha Butdee, de Tailandia. 4:30am

Roniel Iglesias, boxeo (69 kilogramos) semifinales vs Andrei Zamokovoi, del Comité Olímpico Ruso. 5:03am

Arlen López, boxeo (81 kilogramos) semifinales vs Loren Alfonso, de Azerbaiyán. 5:51am

Danier Peró, boxeo (+91 kilogramos) cuartos vs Richard Torrez, de Estados unidos. 6:06am.

Liadagmis Povea, atletismo (triple salto – final) 7:15am

*Siempre hora de Cuba

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here