mayo 17, 2022
20.2 C
Havana

Cuba pide a EE.UU. normalizar las relaciones y restablecer el funcionamiento de las embajadas

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Tras un informe presentado en días recientes por la CIA sobre el llamado “Síndrome de La Habana”, el viceministro de la Cancillería de Cuba, Carlos Fernández de Cossío, le dijo este miércoles a CNN que ese documento proporciona suficiente evidencia para que el presidente Biden ordene la reapertura de las embajadas y la normalización de las relaciones.

De acuerdo con los hallazgos provisionales entregados al mandatario estadounidense e informados al Congreso en las últimas semanas, la CIA indicó que aún no había encontrado ninguna evidencia de que un estado-nación esté detrás de cualquiera de los aproximadamente 1,000 episodios reportados en todo el mundo.

En ese sentido, el diplomático cubano sostuvo que “El paso lógico del gobierno de Estados Unidos con esta evidencia, con lo que ahora saben, sería dejar de lado la excusa que se usó en su momento sobre los ataques y luego normalizar el funcionamiento y la operación de su embajada en La Habana y normalizar nuestra embajada en Washington”.

Fernández de Cossío, quien se desempeñó como director general de asuntos estadounidenses, precisó que “Cuba es el único país que está siendo castigado por el llamado “Síndrome de La Habana”, lo que prueba que no hubo justificación, y que fue una operación de Washington para usar la excusa de los síntomas que sufren los diplomáticos para actuar contra la isla”.

La CIA «Es una agencia conocida por sus trucos y no por su honestidad, entonces uno pensaría que se están dejando espacio para producir cualquier versión en el futuro», aseveró Fernández de Cossío al referirse a las declaraciones de William J. Burns, director de la CIA, que dijo, “Si bien hemos llegado a algunos hallazgos provisionales significativos, no hemos terminado”.

«Continuaremos con la misión de investigar estos incidentes y brindar acceso a atención de primer nivel para quienes la necesiten. Si bien las causas subyacentes pueden diferir, nuestros oficiales sufren síntomas reales. Nuestro compromiso con la atención es inquebrantable», detalló Burns.

En 2016, diplomáticos estadounidenses en La Habana comenzaron a quejarse de síntomas inexplicables, como mareos y fuertes dolores de cabeza, los que a veces iban acompañados de un «ruido direccional penetrante» no identificado que sonaba como si se raspara metal por el suelo.

Como consecuencia, en 2017, la Casa Blanca expulsó a 15 diplomáticos cubanos de Washington y retiró a la mayoría de sus diplomáticos que trabajaban en La Habana, poniendo fin a los servicios consulares para los antillanos que buscan visas para EE. UU.

El año pasado, el gobierno estadounidense estimó que más de 100.000 cubanos no habían podido recibir visas para viajar a EE.UU. debido al cierre del consulado en La Habana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − siete =

Último minuto