febrero 23, 2024
15.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

¿Cuál es el estado de la lepra en Cuba?

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Aunque no es muy frecuente oír de pacientes diagnosticados con lepra en Cuba, la enfermedad sí tiene un por ciento de incidencia en la isla. En ese sentido a través de la existencia del Programa Nacional de Lepra, las autoridades sanitarias cubanas pretenden llegar hacia la completa interrupción del padecimiento.

Los especialistas nacionales siguen las estrategias mundiales contra esta enfermedad, trazadas para el periodo 2021-2030. En ese sentido la búsqueda se centra en generar acciones que permitan ir avanzando hacia lo que los médicos denominan “lepra cero”.

Con respecto a cifras oficiales de la enfermedad, la responsable del Programa Nacional de Lepra, Raisa Rumbaut Castillo, en declaraciones a la web del Ministerio de Salud Pública, informó que “cada año se notifican nuevos casos en todas las provincias, en ambos sexos y a cualquier edad, con un promedio de 180 personas por año diagnosticadas antes de la COVID-19”.

Para lograr la cifra cero en esta enfermedad, es necesario capacitar al personal médico, mejorar la prestación de los servicios, así como mantener una información actualizada hacia los ciudadanos en sentido general.

Según la especialista, la lepra dejó de ser un problema de salud grave en Cuba desde el año 1993. En el año 2021 en la nación solo se detectaron 81 casos, lo que representó una disminución de la incidencia de la enfermedad de un 29,5 %.

Por su parte, al cierre de 2022, como cifra preliminar, se estiman unos 140, en los cuales se incluyen los casos que debido a la COVID-19 no fueron identificados con anterioridad, indicó.

Es preciso recordar que esta enfermedad es curable, y luego de los primeros tratamientos deja de ser contagiosa. También con un diagnóstico a tiempo se previenen las deformidades o discapacidades que puede dejar la enfermedad si se descuida.

En Cuba, los pacientes ya no se aíslan en sanatorios, no obstante, se mantiene el seguimiento a los contactos para identificar oportunamente casos secundarios e interrumpir la cadena de transmisión.

El tratamiento a la enfermedad es donado anualmente por la Organización Mundial de la Salud. Consiste en una terapia con rifampicina, clofazimina y dapsone, que en la nación ha demostrado una tasa de curación del 98 % a partir de su administración de manera ambulatoria y supervisada por el médico y la enfermera de la familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí