febrero 22, 2024
23.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Incendio en Matanzas: la semana que estremeció a Cuba

Foto: Wirestock Creators | Shutterstock

Texto: Hugo León

El 5 de agosto del 2022 quedó para la memoria de los cubanos como una fecha fatídica. En horas del atardecer de ese día, un rayo impactó en un tanque de la Base de Supertanqueros de la zona industrial de Matanzas y desató un incendio que se convertiría en el peor de su tipo en la historia del país.

Ese tanque contenía unos 40 mil galones de combustible que, dado el riesgo que suponía su evacuación, no pudieron ser extraídos y comenzaron a arder con intensidad. 

Pese a los esfuerzos de bomberos y personal especializado las llamas se propagaron a otros tres depósitos que almacenaban fuel oil y crudo de la refinería Antonio Guiteras, de Matanzas. El incendio salió de control y comenzó el temor de una o varias explosiones de gran magnitud.

Durante varias jornadas el siniestro acaparó la atención internacional y más allá de los daños millonarios, su coste más elevado vino con la muerte del personal que trabajaba para controlar el incendio.

Primero, en la madrugada del 6 de agosto se perdió el contacto con 14 bomberos al explotar el segundo tanque, próximo al lugar el incendio inicial. El equipo se encontraba tratando de sofocar las llamas del primer depósito incendiado para evitar que se propagara con más fuerza.

Luego otras tres víctimas de la explosión fueron localizadas en la mañana del día 6 y fueron trasladadas a centros médicos, pero fallecieron en el hospital.

En memoria de todos ellos, que perecieron enfrentando el incendio, será erigido un Memorial en la ciudad de Matanzas, como recordación de su labor.

El Gobierno cubano no demoró en pedir asistencia internacional y en apoyo llegaron personal y recursos de México y Venezuela, mientras que Estados Unidos brindó asesoría técnica.

En las tareas de control del incendio participaron también medios y personal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, además de un nutrido grupo de apoyo de sectores civiles que se movilizaron para dar respuesta a la situación. Finalmente, el incendio culminó en parte por la acción de bomberos y el resto del personal y también porque se agotó el crudo que estaba ardiendo. 

En el lugar donde se encontraban los tanques siniestrados comenzó la construcción de nuevos depósitos, con medidas de seguridad más avanzadas y también con nuevo sistema de pararrayos, según explicaron a la prensa fuentes oficiales.

Las tareas constructivas deben concluir en unos 18 meses y las capacidades de los nuevos tanques serán superiores a las de los que reemplazan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí