febrero 5, 2023
30.2 C
Havana

Japón, uno de los grandes ganadores de este Mundial

Foto: EFE

Texto: Hugo León

En junio de este año Japón ocupó el ranking 24 de la FIFA y, pese a haberse clasificado para el Mundial de Qatar, pocos creyeron que la selección asiática haría más que presentarse y dar la cara en la fase de grupos. Sin embargo bastaron unos días para que los japoneses se ganaran el cariño en la cita mundialista dentro y fuera del juego.

Los “samuráis azules” pasarán a la historia por haber ganado sus partidos contra dos favoritos y campeones mundiales, España y Alemania, a quienes derrotaron fabricando dos goles en cada encuentro.

La hazaña les valió para pasar de primeros en la tabla de posiciones de su grupo, por delante de España, y dejar atrás a una Alemania que venció en su último partido a Costa Rica pero no por eso clasificó.

En ninguno de los dos partidos los japoneses tuvieron más pases efectivos que su rival, ni mayor posesión del balón o disparos a puerta, pero con lo justo, lograron hacer lo necesario. 

En octavos de final enfrentaron a otro coloso, el subcampeón mundial Croacia, en un reñido duelo que fue definido por penales. 

El vibrante partido terminó empatado 1-1 en su tiempo ordinario y luego el arquero croata, Dominik Livaković, se vistió de héroe al atajar tres penales nipones. Este será el último partido de la selección asiática en la cita mundialista y Croacia avanza a cuartos de final.

Es casi seguro que Ritsu Doan, quien marcó dos goles a lo largo del torneo, Daizen Maeda, Shuichi Gonda, Junya Ito y todos los jugadores serán recibidos como verdaderos héroes en su patria, luego de un impresionante despliegue de esfuerzo y buen juego.

Los hinchas, a la altura del equipo que alentaban

Si desde el punto de vista futbolístico fue grande la proeza, lo que sucedió con la afición de Japón que llegó hasta Qatar, así como la actitud de los jugadores fuera del terreno fue todavía más increíble, al punto de que sería casi imposible no simpatizar con todos ellos.

Unas de las primeras imágenes que recorrieron el mundo ilustrando lo anterior mostraban a los aficionados japoneses recogiendo el estadio tras uno de los partidos de la fase de grupos. La escena no fue única, se les ha visto limpiar en cada partido que asisten antes de retirarse.

También quedaba limpio el vestidor del equipo, tal cual mostraron imágenes que se hicieron virales en Internet. Las fotos enseñaban el espacio organizado y limpio impecablemente, además de dejar un mensaje de agradecimiento a los anfitriones, escrito en japonés y en árabe, junto a varios origamis con forma de grulla.

La hinchada japonesa tampoco se detiene ni deja de cantar y alentar a los suyos en los 90 minutos que dura el encuentro, según reseñan periodistas que asisten a Qatar 2022.

Agradecimiento: el saikeirei del final

El entrenador nipón Hajime Moriyasu y sus jugadores protagonizaron luego del último partido de la selección otro gesto que queda para la historia. Al finalizar el juego, el líder se acercó a la grada ocupada por los hinchas japoneses para hacerles una reverencia y agradecerles su apoyo.

Moriyasu hizo el llamado saikeirei, un gesto tradicional japonés consistente en una reverencia de 45 grados utilizado en ocasiones muy formales o ceremoniales para agradecer y a la vez ofrecer disculpas.

No obstante, a ojos de aficionados y expertos, a Japón también hay que agradecerle por el espectáculo y las muestras de respeto y civismo hacia sus anfitriones, sus rivales y el público

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here