junio 13, 2024
26.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

¿Por qué la gente aún le dice Señor Juez al actor Hilario Peña?

Foto: Hilario Peña | Facebook

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Ha representado un sinnúmero de personajes en un amplio registro interpretativo que va de la comedia al drama, lo mismo en teatro, cine que televisión, pero desde que en 2002 se colgó la toga de juez en el estelar humorístico ¿Jura decir la verdad?, Hilario Peña entró para siempre en los afectos del público cubano.

Del magistrado original, que encarnó Aníbal de Mar en La tremenda corte, Hilario tomó los rasgos principales: la rectitud en las decisiones, la honestidad y el carácter aparentemente estricto, pero en el fondo, bondadoso. Y con esa materia prima creó un Señor Juez que, en constante diálogo con su inseparable secretario, los demandantes y el pillo Chivichana, devenía hilo conductor del show que se transmitía cada jueves por Cubavisión.

Pero Hilario Peña no cayó de paracaídas en ¿Jura decir la verdad?, sino tras una amplia carrera en la que destacan las series Algo más que soñar (1985), Su propia guerra (1990) y la telenovela Si me pudieras querer (1997), donde dio vida al popular Carnero.

Ulises Toirac me propuso trabajar con él —confesó Peña a la prensa—, y como ya había hecho de Carnero, un tipo muy estricto y celoso de su mujer, pero que al final, esta lo traiciona con otro, me ofreció el personaje de Amado Fiel del Toro, y tres días antes de comenzar los ensayos llama y me dice que el actor que iba a hacer del Juez no quería participar en el proyecto, entonces asumí ese papel. Fue el que más me marcó en la televisión, la gente lo mismo me dice juez, que fiscal, que abogado”.

Hilario Peña atribuye el éxito del programa al rigor con que ensayaban y al elevado nivel profesional de sus creadores. “Cuando nos reuníamos aportábamos ideas, si contaba que me había fajado con mi mujer, luego me lo sacaban en escena —ilustra—. Era siempre provocar algo. Estudiábamos los guiones y hasta cómo teníamos que ir vestidos. Nos divertíamos mucho en las filmaciones. Con Geonel Martín, El secretario, hice una gran relación, de mirarnos sabíamos lo que queríamos hacer en el set”.

Hasta el 2009 Peña fue casi exclusivamente el Juez que encarcelaba a Chivichana con una condena lapidaria en forma de décima que los televidentes esperaban para adivinar las rimas y que era introducida por un parlamento ya icónico: “Secretario, tome papel y lápiz que voy a dictar sentencia”.

Luego vendrían para Hilario viajes a Estados Unidos como parte de varios espectáculos y roles en la televisión cubana como el campesino Valentín, en la serie histórica LCB: Lucha contra bandidos; Marcel en la teleserie Con Ciencia; Benito, el vendedor de flores de la novela Entrega, y algunos secundarios en el policíaco Tras la huella.

Más de 40 años lleva Hilario prestando su piel a los más disímiles personajes; sin embargo, a la actuación llegó por azar, tal y como él mismo reconoce en todas las tribunas: “Mis amigos fueron los que me embullaron a hacer las pruebas en el Instituto Superior de Arte, cuando estudiaba en la Vocacional Lenin. No tenía nada preparado, me presenté ante el tribunal e improvisé en todo lo que me pidieron. Así fue como descubrí el mundo de la actuación. La vocación no me viene de familia”.

Tras su graduación integró el colectivo de Teatro Estudio durante 10 años, etapa en la que se desempeñó como Justo Valiente, el papel protagónico de la obra La Opinión Pública, llevada por todo el país y que contó con más de 100 funciones.

Bajo la dirección de Luis Felipe Bernaza realizó su primera película, De tal Pedro tal astilla. “La trama es la traslación de Romeo y Julieta al campo: dos vaqueros tienen una confrontación, pero sus hijos se enamoran. Tuve el placer de compartir escena con Reinaldo Miravalles, ese ser maravilloso que me enseñó muchísimo”.

Hoy es el propio Hilario quien está en posición de enseñar a las actuales generaciones de actores y actrices cubanos, que ven en este “guantanamero aplatanado en La Habana desde los cinco meses” un referente en materia de versatilidad y entrega a cada personaje que interpreta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí