junio 14, 2024
27.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

¿Mejora el transporte en Cuba?

Foto: Roy Leyra | CN360

Texto: Hugo León

El deterioro progresivo de todas las capacidades de transportación de pasajeros y de las infraestructuras durante los últimos años es lo que marca la situación general del transporte en Cuba, reconoció en televisión nacional el ministro del ramo Eduardo Rodríguez Dávila.

En el programa Mesa Redonda, el titular de Transporte agregó que la situación descrita ha derivado en “una menor oferta de servicios, y por ende, en una gran insatisfacción del pueblo y una afectación en la disciplina y la calidad de los servicios”.

Las causas, según las autoridades

Según Dávila, la primera causa que incide en el estado del transporte en Cuba es la insuficiente disponibilidad de moneda libremente convertible para la adquisición de piezas de repuesto, agregados y componentes para el mantenimiento y la reparación de los medios. Debido a esto, no se puede comprar todos los medios que la isla necesita para aliviar la situación.

Sobre cuánto costaría mantener la flota en buenas condiciones, indicó que las transportaciones públicas requieren todos los años más de 40 millones de dólares sólo para su mantenimiento, sin mencionar las inversiones.

 “Si a ello añadimos el factor del envejecimiento de las flotas, las cifras crecen cada año, por lo que resultan imprescindibles las inversiones”.

El segundo factor mencionado por el ministro fue la falta de combustible. De acuerdo con el titular, la dificultad en la disponibilidad de combustibles hace imposible abastecer a todos los medios de transporte.

En la capital, por ejemplo, el transporte público requiere en tiempos normales más de 80 mil litros de diesel a diario y esa demanda no se satisface. A veces sucede que existen las guaguas pero no el combustible para que funcionen, explicó.

Como tercer elemento, indicó que las empresas operadoras que prestan los principales servicios de transportación de pasajeros atraviesan una difícil situación financiera, debido a que los precios de los servicios públicos no cubren los gastos directos de la actividad, por lo cual se acumulan cuantiosas pérdidas.

Rodríguez Dávila comparó entonces las empresas estatales, que cobran precios asequibles a la población, pero están en pérdidas y reciben apoyo del presupuesto del Estado, con las formas de gestión no estatal, que cobran precios que son solo asequible para una parte de la población, y también quienes cobran precios más abusivos y no reciben apoyo del presupuesto del Estado.

Por último, dijo que el mal estado de las vías en las ciudades y carreteras en todos los territorios, incluyendo la Autopista Nacional y la Carretera Central, atenta contra la situación del transporte porque genera más roturas a los medios.

¿Culpa del bloqueo?

Según Dávila el bloqueo de Estados Unidos tiene responsabilidad en todos estos factores, “y no es retórica”, afirmó.

El ministro explicó que debido a las medidas de Washington contra Cuba, se persiguen las importaciones de combustibles; fueron retiradas las licencias para arrendar aviones, por lo cual Cubana de Aviación no puede arrendar aeronaves y realizar vuelos internacionales para ingresar MLC y se prohibió la entrada de cruceros a Cuba, que eran fuentes de ingresos en MLC que nutrían el financiamiento necesario para el mantenimiento del transporte. 

Dávila también mencionó la crisis mundial derivada de la pandemia y agravada por la guerra en Europa, que han traído también serias consecuencias.

Asimismo enumeró factores que consideró subjetivos, que afectan el estado del transporte en la isla.

Entre ellos, mencionó problemáticas organizativas y la deficiente regulación de los precios que cobran los diferentes actores económicos estatales y no estatales, así como el inestable enfrentamiento a las irregularidades en este sentido.

Señaló las violaciones de los parámetros de los servicios regulares como desvíos de rutas, incumplimiento de horarios, maltrato a los pasajeros, venta ilícita de pasajes y el exceso de velocidad.

Igualmente destacó la indolencia y falta de sensibilidad de los conductores de vehículos estatales que evitan paradas indicadas y no obedecen a los inspectores, así como el robo de partes y piezas de medios de transporte paralizados por largo plazo.

¿Qué se puede esperar para 2023?

Transcurridos dos meses del año, el ministro afirmó que para el presente calendario se prevé continuar ajustando los precios, tarifas y subvenciones de todos los servicios de transportación de pasajeros que prestan las entidades estatales y las formas de gestión no estatal.

Además, se pretende extender a otras provincias la experiencia del uso de triciclos en la capital; incorporar más minibuses de baja turística en la capital para el servicio Rutero; continuar con el programa de fabricación de ferrobuses para zonas rurales, trabajar en el restablecimiento y mejora de la infraestructura en aeropuertos, terminales, estaciones, paradas y apeaderos, entre otras medidas.

Asimismo, se aspira a importar urgentemente neumáticos, baterías, piezas de motores, repuestos y otros componentes que se necesitan para el restablecimiento de aquellos medios de transporte que más rápido pueden ponerse en marcha.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí