junio 24, 2024
28.2 C
Havana

¡La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 17 de junio al 27 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Miles de cubanos van hasta el Rincón en el día de San Lázaro

Fotos: Jorge Luis Borges | CN360

Texto: Hugo León

El Santuario Nacional de San Lázaro, en El Rincón, volvió a llenarse la noche de este viernes con miles de personas que celebraron la víspera del día de este santo, uno de los más venerados entre los creyentes cubanos.

Nuevamente el color morado y las flores se adueñaron del recinto y de la avenida que llega hasta él, por la cual peregrinaron miles de personas hasta la iglesia, dedicada a San Lázaro, Babalú Ayé en la religión yoruba.

Cada año las personas acuden hasta la pequeña ermita, situada a unos cuatro kilómetros de Santiago de Las Vegas con la intención de pedir salud y prosperidad para su familia, así como por sus intenciones personales, y también para pagar las promesas hechas al santo, reconocido como milagroso y sanador.

Los cuatro kilómetros de distancia entre Santiago de las Vegas y El Rincón mencionados se va a pie, puesto que la afluencia de personas es tanta que la calle es intransitable por vehículos.

Este es solo el último tramo de la peregrinación que para muchos comienza en La Habana, o desde otras provincias de Cuba, pues los pagadores de promesas llegan desde todas partes.

Algunos de ellos arrastran pesadas rocas atadas o encadenadas a sus pies, otros llegan al lugar arrastrándose, y muchos otros llegan al lugar descalzos o de rodillas.

Por lo general las promesas hechas al santo son relacionadas con la sanación, o mejora de enfermedades, sean propias o de personas cercanas. Hasta allá llegan por cientos vestidos con modestísimas ropas fabricadas con saco de yute y detalles en color morado.

Incluso desde otros países vienen cubanos a venerar al “viejo Lázaro”. Eso hizo Gisela, una señora de casi ocho décadas de edad, que viene desde Florida cada diciembre hace seis años para ver a su familia y para encontrarse “con su Lázaro”.

Por su edad, no participa de la vigilia nocturna en la víspera de Babalú Ayé, pero en la tarde del 17, cuando va disminuyendo la afluencia de creyentes  y ya pueden transitar los carros, ella llega al Santuario sí o sí.

Como cada año, piensa ir con sus hijos, sus nietos y la mascota de la casa, a quien esta vez no pudo traer ropita morada pero no dejará atrás cuando la familia peregrine hasta el lugar.

En fechas como esta, es costumbre que en muchas casas cubanas se alumbren velas en honor y recordación del santo que se celebra, y también es común que se elijan prendas moradas al salir a la calle. 

San Lázaro es el personaje bíblico resucitado por Jesús en el canon católico, y como orisha africano se representa casi siempre caminando ayudado por dos muletas y rodeado por dos perritos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí