noviembre 29, 2022
21.2 C
Havana

Ninguna medida ha logrado frenar el hurto y sacrificio ilegal de ganado en Cuba

Foto: Twitter

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Aun cuando en 2021 Cuba autorizó que los productores agropecuarios que cumplieran determinados requisitos sacrificaran, consumieran y comercializaran sus propias vacas, la medida no ha logrado frenar el hurto y sacrificio ilegal de ganado que continúa campeando por su respeto en los potreros de la isla.

Los datos, si bien no se exhiben en la portada de Granma ni de Juventud Rebelde, sí pueden recopilarse de los reportes de la prensa estatal en provincias como Ciego de Ávila, Las Tunas, Matanzas o Sancti Spíritus, donde la medida gubernamental no ha hecho sino estimular el delito.

La más reciente de estas revelaciones tuvo lugar durante una visita de Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República de Cuba, a Sancti Spíritus, donde intercambió con directivos del sector agrícola.

En el encuentro se analizaron aspectos relacionados con la producción agropecuaria, el programa de soberanía alimentaria y se le presentaron a Valdés Mesa las estadísticas del hurto y sacrificio de ganado mayor en el territorio: 2 262 cabezas de ganado perdidas por ese concepto en lo que va de 2022, cifra que duplica el comportamiento de igual período del año anterior, según la prensa local.

Municipios como la capital provincial y Trinidad muestran los peores escenarios de un delito que repercute directamente en otros indicadores como la entrega de carne a los destinos priorizados por el Estado y de leche a la industria.

Apenas unas horas antes, Salvador Valdés Mesa había encabezado una visita similar a la provincia de Ciego de Ávila, donde el periódico Invasor había relatado un panorama igualmente desalentador.

Según el referido medio estatal, las cifras del sacrificio ilegal del ganado mayor han aumentado peligrosamente en esa central provincia, pues de los 905 animales sacrificados al cierre de 2021, en lo que va de 2022 se contabilizan 2 700.

“Los datos que manejamos hablan de mucho descontrol en la ganadería y hay que ponerle punto y final al desorden”, dijo Valdés Mesa en una reunión en la que se insistió en las medidas aprobadas, tales como la compra forzosa a los propietarios de ganado sin tierras y el conteo periódico y actualización del registro pecuario.

El exponencial aumento de este delito revela no solo la impunidad con que se “mata y aguanta la pata” de las vacas en Cuba; sino, sobre todo, que la autorización de sacrificar legalmente estos animales no basta cuando hay más requisitos para cumplir que cabezas de ganado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here