marzo 4, 2024
21.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Pastelitos de guayaba, para hacer agua la boca… y el bolsillo también

Fotos: RL Hevia

Texto: Hugo León

Entre los dulces cubanos más populares y deliciosos está sin dudas el pastelito de guayaba, un postre de sobra conocido por todos en la isla pero que, con el paso del tiempo y con la subida vertiginosa de los precios, se ha convertido en otro pequeño lujo al que no todos pueden acceder.

¿Quién no compró uno de estos al salir de la escuela? Costaban entre tres y cinco pesos y después de las 4:20 pm eran fáciles de encontrar prácticamente en cada esquina. Eran el bocadillo perfecto para disfrutar camino a casa.

¿Y cómo no referirse a ellos con cierta nostalgia si lo que para varias generaciones de cubanos fue un dulce del día a día, cuesta hoy 20 veces más que hace una década? Sí, 60 pesos por el más sencillo de los pastelitos que venden los dulceros en bicicleta en La Habana y 100 en algunas cafeterías, es el costo actual. Eso por no mencionar las dulcerías de “alta alcurnia” donde cuestan hasta 200.

Para entender el alza del precio hay que remontarse a los famosos Sylvain, las antiguas panaderías especializadas que vendían dulces un poco mejor elaborados pero mucho más caros, en el ya desaparecido CUC.

El tope del precio cambió con la apertura de estos establecimientos y desde entonces no ha dejado de subir. Ahora, con los Sylvain extintos, más las consecuencias de una pandemia a cuestas y con el llamado reordenamiento, su lugar lo han ocupado las cafeterías y dulcerías privadas pero la historia es la misma: en pocos años comprar dulces en Cuba se ha convertido en un lujo.

Conversando con un vendedor ambulante, Cuba Noticias 360 confirmó lo sospechado por muchos: una buena parte de los “pasteleros” no producen los dulces, sino que tienen convenios para comprarlos por cantidades y revenderlos en la calle o en las cafeterías.

“En realidad yo creo que son pocos los que hacen los dulces para venderlos”, decía el joven habanero, mencionando las dificultades para encontrar el azúcar, la harina y los insumos necesarios. “El dulcero nos pone un precio y nosotros salimos a venderlos y le ganamos unos 10-20 pesos a cada pastel en dependencia de cuántos compremos”, aseguró.

Más por duda que por desconfianza, este equipo de reporteros se dirigió a varias cafeterías habaneras y efectivamente, los dulces llegan por docenas cada un par de días, dependiendo de cuánto se venda.

hombre adulto comiendo en las calles de La Habana

¿Bajarán los precios de los pasteles y otros dulces en Cuba?

Para uno de los propietarios de una dulcería abierta hace un par de años en el Vedado, sin embargo, la historia y la causa de los precios, es otra. Según explica, lo que vende es producido por sus trabajadores, pero todo eso conlleva a pagar salarios, materias primas carísimas y mantener el local rentado. En resumen: afirma que aunque quisiera, no puede vender más barato.

La solución, considera, es que bajen los precios de la materia prima, que aumente la producción interna y que el Estado disponga de tiendas mayoristas donde sea más fácil y más barato conseguir los productos.

Pero el 2024 no pinta ser el año para que esto ocurra. Sobre una posible baja de los precios, el joven señala que “ahora está difícil”. “El principal problema es que los recursos básicos de los dulces: harina, azúcar y huevos, tienen costos elevados y la mayoría de las veces hay que importar la materia prima”.

Por la izquierda los precios son casi los mismos, pero los vendedores no dan factura. No obstante, a veces hay que comprar ahí para poder seguir trabajando, reconoció.

Con todo esto en la mira, es más fácil comprender por qué los pastelitos y cualquier otro dulce cuestan mucho más que antes. Lo difícil, claro está, es explicarle eso a los niños, muchos de los cuales no pueden comer los pequeños manjares que disfrutaron sus padres antaño.

1 COMENTARIO

  1. Las personas critican el precio de todo pero cuanto vale el azúcar la manteca pastelería en mi tiempo cuando era un niño en los años 80 nos divertimos tirandolos en la merienda no podemos comparar las épocas porque cada una tubo características diferentes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí