mayo 30, 2024
24.2 C
Havana

¡La Recarga más barata aCuba! 😍

Recarga los Planes MIXTOS para Cuba: Natural, Maquinita y ¡Divino! hasta 20 GB + 165 min + 160 SMS!

Recargar ahora

¿Quién fue la primera mujer en montar bicicleta en La Habana?

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Aunque actualmente la bicicleta se ha vuelto un transporte imprescindible para los habaneros y las habaneras, no siempre fue “normal” que las mujeres pedalearan. La primera mujer que montó una bicicleta en la capital cubana se remonta al año 1894.

Un año antes, la Revista Fígaro publicaría sobre algunas jóvenes matanceras que se dedicaban a pasear en ese vehículo, cómo Julia Bosch que se convirtió en la primera mujer cubana en posar para un fotógrafo en bicicleta, pero no sería hasta el ’94 que Antonia Martínez conocida como “Titina”, escandalizaría las calles habaneras al recorrerlas montadas en la bicicleta de la época.

El 12 de noviembre de 1894, una joven hermosa causó revuelo en las calles de La Habana colonial. Antonia Martínez, apodada “Titina”, se convirtió en la primera mujer en montar una bicicleta en la ciudad, convirtiéndose así en una leyenda local. La sorprendente escena dejó a los habitantes de La Habana atónitos, y rápidamente la joven se convirtió en el tema de conversación de toda la ciudad.

Se cuenta que Titina Martínez, mientras pedaleaba en su bicicleta fue objeto de burlas, insultos, agresiones y groserías, provocando incluso que el semanario “La Carta del Sábado” publicara una seria advertencia y amenazas contra las mujeres que se atrevieran a realizar actos de libertinaje y exhibicionismo.

El semanario La Carta del Sábado la calificó de “fenómeno”.  Además, recordaba que la misión de la mujer “está dentro del hogar doméstico, del cual ha de ser el ángel custodio de todas las felicidades”. A estas palabras se sumó muy pronto una cancioncilla misógina que expresaba: “Titina, oh Titina, montando en bicicleta / y al doblar una esquina, se le ponchó una teta (…)”.

Sin embargo, pronto un gran número de mujeres empezaron a montar en bicicleta, algunas incluso se atrevieron a cortarse el cabello, usar blusas sin mangas o mostrar sus tobillos, causando asombro en más de un caballero.

En 1880, Claudio Graña, un comerciante español, trajo la primera bicicleta a Cuba. Se trataba de un vehículo pesado con una rueda motriz delantera de tamaño humano y una pequeña rueda trasera. Para 1895, se fundaron los primeros clubes ciclistas en Cienfuegos, Cárdenas, Sagua la Grande, Güines, Matanzas y La Habana. Por lo que casi 15 años después de introducido este medio de transporte en Cuba, sería que las mujeres se atrevieron a montarlo, aun así, sin no poco revuelo.

En una carta dirigida a la periodista, sufragista y feminista María Collado, Titina explicó años después que su elección no fue fortuita. Creía firmemente que las mujeres tenían los mismos derechos que los hombres para disfrutar de los espacios públicos y montar en bicicleta, por lo que actuó como cualquier mujer verdaderamente libre debería haberlo hecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí