diciembre 2, 2023
30.2 C
Havana

¿Quién pagará los 90 mil pesos por las laptop GDM que vende el Estado?

Foto: Twitter

Texto: Hugo León

Unos siete años después de que Cuba empezó a ensamblar ordenadores en la isla, el gobierno anunció la venta de estos dispositivos, aunque a precios poco competitivos y, en buena lid, inaccesibles para quienes dependen de salarios estatales.

La empresa GDM, perteneciente al Grupo de la Industria Electrónica, la Informática y las Comunicaciones de Cuba (GELECT), es la entidad que comercializa estos ordenadores, disponibles actualmente a través de la plataforma digital EnZona.

En ese canal, lanzado en 2019, se encuentra la oferta de las laptop GDM por 90 mil pesos, cifra confirmada en redes sociales por periodistas de medios estatales cubanos y por la propia comercializadora, en comentarios a publicaciones en Facebook.

No obstante, incluso los periodistas replicaron el precio con cierto asombro.

Cuba Noticias 360 no pudo obtener directamente las características técnicas de estos ordenadores, puesto que desde el exterior no se puede acceder a EnZona y desde Cuba varias cuentas con las que se intentó entrar a la plataforma también presentaron dificultades.

En comparación con otros ordenadores portátiles disponibles en páginas de compra y venta del mercado informal cubano, las GDM ofertadas por el Estado resultan caras.

En sitios web como Revolico, las laptop GDM nuevas o de poco uso pueden comprarse en el orden de los 300 y 320 USD, unos 59 mil 200 pesos, al cambio de este domingo en el mercado informal.

Al cambio del estado, que es de 1 X 24 para empresas y 1 X 120 pesos en las Casas de Cambio (Cadeca), la laptop costaría tres mil 750 dólares en el primero de los casos, y unos 750 dólares a las personas naturales.

En términos de salario, los 90 mil pesos representan 30 meses de trabajo con un salario de tres mil pesos cubanos el promedio de la isla, sin gastar en más nada. Cabe recordar que hay salarios por debajo y retiros que no llegan a los mil 700 pesos.

Otro inconveniente es que por este mismo precio o mucho menor, los usuarios pueden y prefieren comprar laptops y ordenadores de mesa de otras marcas de mayor prestigio como ASUS, ACER o Toshiba que las ensambladas en Cuba.

En redes sociales no pocos usuarios han criticado la eficiencia de las laptop y los teléfonos celulares ensamblados en la isla. Ambos productos, anunciados en 2016, fueron recibidos en ese momento con opiniones divididas: algunos aplaudieron el intento de independizar el mercado cubano de otras marcas foráneas, y otros consideraron fuera de la realidad intentar ocupar ese mercado con productos nacionales que nadie conoce y precios poco competitivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí