abril 19, 2024
19.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

Del 18 de abril al 30 de abril ¡En Cuba recibirán 40 GB para todas las redes y WhatsApp gratis si tienes bonos vigentes!

Recargar ahora

Un regalo para Ana de Armas al estilo de “Made by Hanny”

Fotos: Cortesía de la Entrevistada

Texto: Jorge Suñol

El primero de mayo, cerca de las dos de la mañana, a Hanny Valenciaga le llegaron unas fotos que la harían estallar de felicidad. Inmediatamente las publicó en el perfil de Instagram de su emprendimiento Made by Hanny, un proyecto de manualidades que asume hace poco más de dos años.

“Por poco me muero, para serte sincera”, me dice, todavía emocionada y casi sin creerse que Ana de Armas tenga en sus manos una de sus muñecas, y mucho mejor, inspirada en el personaje de Blonde.

Aquellas fotos se compartieron cientos de veces. Ana de Armas durante su visita a Cuba recibió como regalo de cumpleaños una Funko Pop al estilo de Made by Hanny y la “culpa” de todo fue de Luis Alberto García, este actorazo cubano que llamó a Hanny para decirle que era el momento de hacer realidad algo que al inicio era solo una “buena idea”.

Hanny no llegó a conocer personalmente a Ana, pero Luis hizo muy bien el trabajo. Y le agradece por eso, fue una suerte, una gran oportunidad.

“La idea no se me ocurre a mí de ninguna manera, no tengo ningún punto de contacto con ella. Ni por mi mente pasaba. Cuando se acercaba la fecha en la que ella vendría a Cuba, y se supo que ella estaba aquí,  Luis Alberto me llama y me dice que quizás esa posibilidad se podía convertir en una realidad. Me emocioné muchísimo. Ella es una de mis artistas favoritas desde siempre, no solamente ahora que ha crecido muchísimo en el último tiempo de su carrera. Paré todo lo que estaba haciendo y puse manos a la obra para tratar de hacer una Marilyn que se pareciera al personaje”.  

Usó como referencia los funkos que encontró de Marilyn Monroe, pero con algunas modificaciones. De hecho, no es la primera que hace, pero esta tenía un carácter especial. “Noté que en la película  el pelo de ella tenía algo diferente y eso traté plasmarlo en el diseño, para que tuviera un parecido mayor con Ana de Armas y al personaje que encarnó. Lo tuve listo tres días antes de su cumpleaños”.  

“Estoy demasiado feliz porque ella tenga algo mío, aunque no haya podido apreciar el momento, aunque no la haya conocido en persona, eso no me resta alegría.  Sumamente feliz porque ella tenga una Marilyn Monroe inspirada en su personaje, hecha por una cubana para otra cubana”, y se emociona aún.

Made by Hanny o Hanny, es “fan de los muñequitos desde que era chiquitica”. Quizá por eso ahora lo hace ahora con sus propias manos. Se dedica principalmente a personajes o personalidades que ya existen dentro la propia empresa de Funkos. Pero lo mejor es cuando puede crear su propio diseño. Tal es así, que se ha inspirado en artistas como Santiago Feliú, Rubén Darío Salazar o Senén Calero. Incluso ha hecho su versión del David , de Miguel Ángel o La Venus, de Botticelli

“Eso es lo que principalmente diferencia a Made by Hanny a otros proyectos que quizá se dedican a lo mismo. Es más especializado en personalidades. Mucha gente se dedica a personalizar un primo, un amigo, un familiar. No es que no lo haya hecho nunca, pero siento que no le aportan tanto al perfil del emprendimiento”.

En 2021 surge este proyecto,  un sueño que  tenía Hanny desde sus 11 años,  cuando empezaba a modelar figuras con plastilina. De hecho, no siquiera sabía de la existencia de la cerámica fría.

Recuerda aquellos primeros años en San José de las Lajas, cuando participaba en concursos y se ilusionaba con sus creaciones. Pero el hobby lo abandonó cuando empezó la secundaria, para centrarse en los estudios. Se graduó de Comunicación Social en la Universidad de La Habana en 2019, y justo cuando estaba en su servicio social, le pinchó de nuevo la idea.

“Veía a artesanos en las ferias que vendían cosas de un material que a mí me parecía atractivo y que pensaba se podía modelar. No sabía cómo se llamaba hasta un día que me acerco y les pregunto. Se quedó en una idea que quería explotar en algún momento,  pero no tenía las herramientas, no tenía dinero para invertir, no tenía una persona que me pudiera ayudar a comenzar. No tenía acetato, maicena, no tenía colores, estaba en cero.  No tenía un familiar que me ayudara a comprarlo, no tenía nada. Pero poco a poco fui con las personas más cercanas y me fueron ayudando”.

¿Quiénes participan en el proceso creativo?

“Solamente soy yo produciendo. En ocasiones mi novio me ayuda bastante con el tema de crear los colores. Aquí en Cuba, a diferencia de otros países,  tenemos que hacer todo de cero, hacer la cerámica fría, luego teñir la masa y es un trabajo super intenso que te roba muchísimo tiempo”

¿Cómo ves el futuro del emprendimiento femenino en la Isla? ¿Te ha resultado difícil?  

“Es algo bastante complicado. Me encantaría que lo que hago fuera ampliamente conocido por muchísimas personas, desde ese valor de la creación. Me ha parecido durante muchísimos años que la labor del artesano no es tan reconocida como debería. Siento que hay trabajos que requieren de menos esfuerzo, de muchísimo menos tiempo, de muchísimo menos gasto y sin embargo, es más remunerado que el trabajo del artesano.

“Me gustaría muchísimo que las personas pudieran ver más allá de lo que están viendo delante, el trabajo que hay detrás de todo eso, el tiempo que se ha invertido detrás todo eso, el valor que tiene una pieza única hecha a mano. Aunque tú intentes reproducir lo mismo, nunca vas a poder crear una pieza igual a la otra”.

“Crear algo desde cero, crear piezas únicas tiene un valor increíble. La persona te está dando algo hecho por ella. Me gustaría que las personas tuvieran esa sensibilidad para entender, comprender y para amar estas cosas”.

Aunque corto, en este camino Hanny ha tenido que pasarse noches sin dormir para cumplir con una entrega en tiempo récord: “En esas noches sin dormir algunas estuve sola, pero otras estuve acompañada con gente que se quedaba conmigo despierta haciéndome colores, ayudándome”. Agradece a su familia, el apoyo desde sus inicios y el impulso de continuar con este emprendimiento. El orgullo que sienten por ella.  Y a su novio. “Grandes ideas que hemos tenido han surgido de él y para mí eso es súper importante. De hecho, yo trabajo en una mesita super pequeña que está el cuarto de su casa.  Estoy viviendo en La Habana, en un apartamentico”, me cuenta.

Muy importante son sus amigos artesanos, con los que siempre ha podido contar. “Me han guiado a veces cuando he estado perdida. Esos amigos básicamente me los he buscado yo, pues no tenía puntos de contacto. Les preguntaba cómo hacían esto y aquello y por suerte me respondían. Gracias a eso pude aprender un poquito más”.

4 COMENTARIOS

  1. Realmente es un emprendimiento artesanal de una valor artistico que solo con una apreciacion de su alcance por su originalidad , es que se puede ver el añcance . Todo aquello que con originalidad, esfuerzo como dice de cero, creatividad , se le augura un exito en su despegue comercial . Es una lastima que no se conozca un lugar donde se pueda apreciar este trabajo .Exito con su trabajo .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí