febrero 26, 2024
26.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Una “curita” para la crisis de las almohadillas sanitarias en Cuba

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Foto: Roy Leyra | CN360

Las primeras pistas aparecen en los sitios de compra y venta, los llamados Revolicos, que crecen como la verdolaga en las redes sociales: “Tengo íntimas”, “Vendo almohadillas sanitarias” y anuncios de esa índole, seguidos por el ya célebre “interesados al privado”, permiten suponer que ha echado a andar la fábrica productora de tan demandado artículo, detenida durante casi todo 2023 por falta de materia prima.

Luego viene la confirmación de tal sospecha en la prensa local, donde los directivos de la planta que abastece a las provincias desde Matanzas hasta Las Tunas declaran que sí, que es cierto, que la fábrica está funcionando desde hace varios días, pero —porque siempre hay un “pero”— de forma parcial.

Y ese “pero” se debe, según declaraciones de Ángel Pozo González, director de la Unidad Empresarial de Base Mathisa Sancti Spíritus, a la misma razón que mantuvo a la fábrica durante meses en stand by: dificultades con la entrada de los recursos importados imprescindibles para la elaboración de la almohadilla.

Parte de las operaciones se habían reanudado el 14 de agosto, cuando llegó un cargamento de polietileno, pero la fiesta en casa del pobre duró poco y el 28 del propio mes se paralizó nuevamente la línea por falta de un tipo de papel que requiere el proceso.

Ante esta inestabilidad, ni los directivos de la industria se atreven a anunciar resultados triunfalistas y se limitan a esbozar cifras: en los días trabajados de agosto lograron producir 208 000 paquetes de almohadillas sanitarias, los cuales serán distribuidos, primero, en la provincia de Sancti Spíritus, a través de Empresa Comercializadora de Medicamentos, y después, en el resto de los territorios que abarca la planta del centro de Cuba. Y todo ello, en dependencia del arribo de los insumos que se demandan para asegurar el surtido.

Consciente de la expectativa que genera la producción de almohadillas sanitarias, que estuvieron desaparecidas del mercado en pesos cubanos y cotizadas a precios exorbitantes en MLC, el directivo puso el parche antes de que cayera la gotera: resulta imposible recuperar el atraso productivo de Mathisa, debido a las limitaciones con los materiales que se emplean en la fabricación de las almohadillas. O, lo que es lo mismo: las íntimas que no recibieron las cubanas por la farmacia hasta ahora, ya no serán restituidas.

Tan a media máquina está funcionando la empresa que no ha sido necesario —ni creen que lo sea— incrementar fuerza de trabajo para garantizar un proceso productivo que están asumiendo con un solo turno y que pretende acercarse este mes a los 800 000 paquetes de almohadillas.

En la planta espirituana, una de las tres de su tipo en el país, habitualmente se elaboran seis surtidos diferentes de íntimas Mariposa, dos de los cuales se entregan para su venta en farmacia y los otros se destinan al comercio electrónico de las cadenas de tiendas Caribe y Cimex.

Sin embargo, el mayor déficit está en la línea de producción de las íntimas que se comercializan en la red de farmacias, un problema que no se va a solucionar durante todo el año porque la cifra que se espera producir quedará muy por debajo de la cantidad de almohadillas que tradicionalmente se fabricaban en esta industria: entre 10 y 14 millones de paquetes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí