febrero 5, 2023
30.2 C
Havana

Venezuela y Cuba trabajan en un nuevo sistema de pararrayos en la Base de Supertanqueros de Matanzas

Foto: Alexandre Meneghini | Reuters

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Especialistas de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) colaboran junto a trabajadores cubanos en un sistema de pararrayos en la Base de Supertanqueros de Matanzas, afectada por un incendio de grandes proporciones en agosto pasado.

Según reporta el diario estatal Granma, actualmente se trabaja en “el total restablecimiento de los sistemas de pararrayos y contraincendios, con la asesoría de los expertos venezolanos y siguiendo los criterios y las normas internacionales vigentes”.

El objetivo de estos trabajos es minimizar cualquier riesgo relativo a los tanques, sobre todo los de 50 000 metros cúbicos de capacidad, para lo cual se amplía la distancia de seguridad y el área para contener el producto en caso de derrame o incendio.

El director de la División Territorial de Comercialización de Combustibles Matanzas, Rigel Rodríguez Cubells, explicó que entre las prioridades está la recuperación del abasto de agua a la Base de Supertanqueros, mediante soluciones como un nuevo pozo.

Igualmente aseguró que como parte de la infraestructura antiincendios se prevé incorporar nuevas bombas de agua.

El reporte del citado medio informó que los daños materiales provocados por el terrible incendio sobrepasan los 1 600 millones de pesos.

Luego de la extinción del incendio, la División Territorial llevó a cabo una investigación sobre el peligro de radiación térmica en correspondencia con diferentes tipologías de incendios, mediante simulaciones y otras técnicas, agregó la fuente.

Además, se dió a conocer que el estudio pretende trazar directrices para ofrecer una mejor respuesta ante la ocurrencia de hechos similares.

Durante una visita que realizó recientemente a la zona afectada donde trabajan los expertos cubanos y venezolanos, el Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil en Cuba, Ramón Pardo Guerra, sugirió la incorporación de drones como medios tecnológicos necesarios para elevar la efectividad de los sistemas de vigilancia en la zona.

El gobierno cubano informó en su momento que el incendio del pasado agosto se debió a una descarga eléctrica generada por una tormenta ocurrida en la zona de la bahía matancera.

El fuego destruyó completamente tres depósitos de la instalación y dejó un saldo de 17 personas fallecidas, la mayoría de ellos fueron bomberos que participaban en las labores de extinción y rescate.

También resultaron lesionadas otras 129 personas, la última de ellas recibió el alta médica 90 días después de ocurrido el siniestro, considerado el mayor incendio industrial en la historia de Cuba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here