enero 20, 2022
20.2 C
Havana

Visas estadounidenses en La Habana: ¿el béisbol rompió el hielo?

Texto: Mónica Fernández

“En silencio ha tenido que ser” parecería que es el lema del comité organizador de la selección cubana al Preolímpico de Béisbol de las Américas, a celebrarse en la Florida a finales de este mes.

Hace algunos días se confirmó la cancelación del viaje que la delegación cubana tenía planificado a México, con el propósito de obtener visas a los Estados Unidos. Este hecho pasó casi desapercibido tras el impacto noticioso de las muertes del Comisionado Nacional de Béisbol, Ernesto Reynoso, y del presidente de la Federación Cubana de Béisbol, Higinio Vélez. Pero la pregunta quedó en el aire: ¿dónde se tramitarán las visas de los jugadores cubanos?

El presidente del INDER twitteó esta semana que la preselección cubana se encuentra entrenando en Matanzas. Dos periodistas cubanos también han dado pistas sobre el tema: Carlos Luján confirmó que no se viajaría para buscar visas y que quizás el INDER explicará las razones posteriormente, mientras que Guillermo Rodríguez, vía Facebook, dijo que el equipo volará a los Estados Unidos en una semana.

Pero lo más interesante es que Jorge Ebro, de El Nuevo Herald, confirmó con una fuente del comité organizador del Preolímpico que los cubanos ya han recogido sus visas en La Habana. De ser cierta esta información, serían las primeras visas que la Embajada de los Estados Unidos en Cuba procesa a una delegación oficial no diplomática cubana en varios años.

Desde que en 2017 cesaran la mayor parte de los servicios consulares en La Habana, incluso a nivel gubernamental la emisión de visados estadounidenses durante la administración Trump fue prácticamente nula. En 2019 el gobierno estadounidense llegó incluso a negar el visado a la delegación del Ministerio de Salud Pública para asistir al 57 Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud. Cuba tampoco asistió a la Serie del Caribe 2020 en San Juan, Puerto Rico, alegando problemas en la tramitación de las visas.

Si la embajada estadounidense en La Habana procesó las visas a la selección beisbolera cubana – en medio del alza de casos de COVID-19 y con evidentes tensiones relacionadas con los derechos humanos, incluyendo activistas detenidos y Luis Manuel Otero incomunicado tras su huelga de hambre – podría indicar que Washington finalmente ha decidido restaurar algunos servicios básicos de su delegación diplomática en Cuba, al menos los relacionados con los intercambios de alto nivel.

Para quien se imagine que el siguiente paso es el procesamiento regular de visados: mejor no se hagan ilusiones. Eso posiblemente no suceda aún en buen tiempo. Pero los recientes reportes sobre los incidentes de salud que afectaron a los diplomáticos estadounidenses desde 2017, indican que se extendieron mucho más allá de la posible área de acción de Cuba y que el tema fue politizado en detrimento de las relaciones bilaterales. Otorgar visas a la preselección cubana de béisbol (algo menos controvertido que a una delegación gubernamental para un evento político) podría entenderse como un gesto de buena voluntad para abrir – lentamente – las puertas a otros diálogos muy necesarios, por ejemplo, la preocupante alza de la migración irregular por mar hacia los Estados Unidos.

Y de esta manera, la pelota vuelve a ser protagonista en la compleja trama de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba. No por gusto Obama incorporó en su apretada agenda en Cuba un partido de béisbol, y Trump tomó cartas en el asunto respecto al acuerdo entre la Federación Cubana de Béisbol y las Grandes Ligas. Tampoco es por gusto que la Embajada de Cuba en Washington preste tanta atención a las Little League. El béisbol despierta pasiones, y es uno de los mejores embajadores culturales entre ambos países. Queda esperar algún pronunciamiento oficial por parte del INDER. Y, por supuesto, si no ocurren deserciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =

Último minuto