junio 8, 2023
23.2 C
Havana

Biden quiere “hablar sobre Cuba” con el senador Bob Menéndez ¿Por qué ahora y con él?

Foto: Twitter

Texto: Hugo León

Una especie de “lo que usted no vio” del discurso del Estado de la Unión del presidente Joe Biden este martes, ha llamado la atención de políticos, periodistas y analistas por igual: Biden quiere “hablar sobre Cuba” nada más y nada menos que con el senador Robert -Bob- Menéndez.

Según medios internacionales un micrófono abierto captó al mandatario dirigiéndose a Menéndez para pedirle una futura conversación sobre la isla. “Bob, tengo que hablar contigo sobre Cuba”, dijo Biden al legislador.

“Ok, de acuerdo”, respondió Menéndez, ante lo cual el presidente fue categórico: “estoy hablando en serio”.

Incluso el senador Marco Rubio se hizo eco del suceso en sus redes sociales, donde posteó que “aparentemente Biden quiere hablarle a alguien sobre Cuba”.

¿Por qué ahora? ¿Por qué con Bob Menéndez?

Aunque todavía algunos no lo hayan entendido, al fin de cuentas en las altas esferas de la política de Estados Unidos el tema Cuba ha significado básicamente una sola cosa en las últimas décadas: votos. 

Por eso, no es coincidencia que Biden quiera hablar con Menéndez después del tradicional discurso del Estado de la Unión y a poco más de un mes de la implementación del nuevo parole humanitario para la isla, a través del cual decenas de miles de cubanos podrían llegar legalmente a Estados Unidos, obtener trabajo y de hecho, no ser una carga para el país porque su llegada se hace bajo un patrocinio declarado por quien los invita.

Para el gabinete encabezado por Biden la política del parole ha sido un rotundo éxito pues logró reducir en un 97 por ciento la inmigración ilegal de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela y así lo hizo saber el mandatario durante su alocución el martes.

También han pasado algunos meses desde las elecciones de término medio en la nación norteña, un pulso entre el partido Republicano y el Demócrata que dejó claro que la “marea roja” republicana no era tal y en el cual los demócratas conservaron el control mayoritario del Senado, pero perdieron en el Congreso y Florida -estado vital en las aspiraciones de cualquier candidato presidencial- se vistió casi totalmente republicana.

Asimismo, la embajada de Washington en La Habana amplió sus servicios consulares, se reiniciaron los servicios de remesas a Cuba de la compañía Western Union y en el último par de meses se han producido varios más contactos diplomáticos y conversatorios bilaterales de alto nivel entre ambas naciones. 

Si en 2020 Biden prometió durante su campaña electoral que mejoraría las relaciones con Cuba y los dos primeros años de su mandato no fueron precisamente en ese sentido -por las causas que sea-, no hay por qué no creer que este puede ser el momento para el cambio en la política, según coinciden expertos.

¿Quién es Bob Menéndez?

Robert Menéndez es un político estadounidense hijo de cubanos inmigrantes que llegaron a Estados Unidos en 1953. Desde la década del 70 comenzó su carrera en la política con algunos puestos menores, hasta llegar al Senado de la nación.

Es miembro del Partido Demócrata y actualmente preside la influyente Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Él mismo ha dicho en repetidas ocasiones que el tema Cuba es un asunto personal para él, y hace varios años no le importó enfrentarse al entonces presidente Barack Obama y ser uno de sus oponentes más visibles contra la determinación de acercarse a Cuba suavizando la política y haciendo concesiones de todo tipo, pese a que el presidente era de su propio partido.

Obama no lo escuchó, y no hay seguridad de que Biden lo escuche ahora, aunque tampoco hay certeza de que Menéndez, que sí defiende la gestión de su presidente en otros ámbitos como el económico, dé su brazo a torcer en el tema bilateral con Cuba.

En tal sentido, basta recordar sus palabras en diciembre de 2022 cuando reiteró que está en contra de las negociaciones con el gobierno cubano porque este es dueño de todo y no va a soltar nada.

De hecho, el senador ha tenido una notable actividad durante el mandato de Biden, liderando iniciativas y peticiones al mandatario referentes al tema Cuba.

En 2021 instó al presidente a tomar medidas contra la “trata de personas” del gobierno cubano, en referencia a las brigadas de médicos de la isla que trabajan en decenas de países en formas que para Menéndez y otros políticos incumplen las normas internacionales de labor y de derechos humanos.

Un año más tarde apoyó la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, señalando en Twitter que esta era «una oportunidad para avanzar en la seguridad, prosperidad y gobernanza, no para darle un megáfono a tiranos y violadores de derechos humanos”.

Pese a ser demócrata, una Florida bien republicana lo respalda en sus posturas: en diciembre de 2022 recibió el Premio Legado del Exilio y las llaves de la ciudad de Miami en el Museo de la Diáspora Cubana, por su “trayectoria en la lucha por la libertad de la isla”.

Más recientemente pidió al presidente Biden anular las nuevas restricciones al asilo y reconsiderar su política migratoria, criticando la idea de que el programa de parole humanitario sea a expensas del derecho a solicitar asilo en la frontera con México.

Con todo lo anterior, el momento para la conversación entre Biden y Menéndez se antoja preciso y la elección del “con quién” por el presidente, no fue casual. Otra cosa es que las relaciones entre Washington y La Habana avancen a causa de esta charla sobre Cuba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here