junio 12, 2024
28.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

Carreras de autos en Cuba, ¿legales o ilegales?

Foto: Shutterstock

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El deporte automovilístico en Cuba tiene una larga data, incluso antes de que sagas como Rápido y furioso ganaran popularidad en la Isla caribeña, en el suelo nacional se organizaban grandes carreras de autos. Pero luego de 1959 esta especialidad quedó prohibida por las autoridades, alegando que no representaban los intereses del nuevo proyecto social.

Hace poco menos de un mes en San Nicolás de Bari, un grupo de aficionados lograron obtener todos los permisos oficiales para organizar una carrera automovilística en una pista oficial. La carrera fue organizada por el Club de Amigos del Motor, en la antigua pista de aviación de la localidad a unos 60 kilómetros al sureste de La Habana.

Anteriormente a esta, de manera oficial, la última carrera automovilística corrida en Cuba fue en 1960. El vencedor fue el legendario piloto británico Stirling Moss a bordo de un Maserati Birdcage. Pero estos títulos oficiales tampoco engañaron por mucho tiempo a los ciudadanos cubanos, que a falta de lo apropiado y las autorizaciones, llevan años corriendo de manera clandestina en motos o autos, tanto en carreteras como parajes abandonados.

En ese sentido, Carlos Morejón, de 34 años y corredor de una moto Honda CBR 1.000 RR le confesó a la agencia estadounidense AP que, si “tu me prohíbes correr, te voy a hacer caso, pero me voy para una vaquería (descampado), una autopista a donde no me veas. Es imparable”.

Argumentando esta idea muchos de los corredores opinan que coordinar y organizar es una vía más eficiente para eliminar apuestas o posibles “indisciplinas sociales”, excusas que ofrece el gobierno cubano para prohibir estas actividades.

En esta primera prueba en San Nicolás de Bari, participaron 32 pilotos, 20 de motos y 12 de automóviles. Al inicio de la misma paramédicos chequearon la presión arterial de los competidores y también los vehículos fueron sometidos a inspección.

La idea de los organizadores del certamen es también sacar las mismas de la vía pública, que también bien adentrada la noche son tomadas por los interesados en practicar en estas carreras, y esto sí representa un alto peligro para todos los que participen e incluso otros que no pero coexistan en el mismo espacio-tiempo.

En la pasada década el club Amigos del Motor realizó sobre todo exhibiciones de habilidad o competencias de vehículos grandes y automóviles clásicos, pero la aspiración de los fanáticos es poder incorporar carrocería nueva a las competencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí