enero 20, 2022
20.2 C
Havana

Cuba prepara vacuna contra Ómicron

Foto: Roy Leyra / CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Una vacuna contra la nueva variante del SARC-COV-2, causante de la COVID-19, se encuentra en fase de diseño por parte del grupo empresarial de la industria biofarmacéutica de Cuba (BioCubaFarma), que afirma estará lista en breve tiempo si fuera necesario.

El Doctor Eduardo Martínez, presidente de la institución científica, destacó este martes en un Twitter que observan “con detenimiento los reportes sobre el comportamiento de la nueva variante Ómicron. Ya estamos diseñando vacunas específicas, si fuera necesario en poco tiempo las desarrollaremos”.

Nosotros decidimos a partir de la semana pasada empezar a elaborar una variante de soberana Plus teniendo la proteína RVD de Ómicron, dijo este martes el Doctor Vicente Vérez Bencomo, Director General del Instituto Finlay de Vacunas, en la mesa redonda informativa de la televisión cubana.

“Ya la iniciamos, ya esa proteína se está construyendo en este momento y aceleradamente nos vamos a preparar para esta situación y eso es parte de lo que estamos trabajando en este momento”, expuso el científico que más adelante señaló: “le podemos transmitir a nuestra población que los que hacemos vacunas vamos a estar siempre delante”.

El experto declaró que en la actualidad la comunidad científica de la isla está recibiendo mucha información “y lo que sí se tiene claro es que las vacunas tienen un nivel de protección contra la nueva cepa” y apuntó la necesidad de tener vacunado al mayor por ciento de la población para que esté en su óptimo estado de inmunidad, a la par que no deben descuidarse las medidas de protección como el uso de las mascarillas y el distanciamiento físico.

Vérez Bencomo tras definir que las informaciones que llegan hasta el momento aún son muy contradictorias, estimó que “todo se va a decidir con respecto a su transmisibilidad con la cepa Delta”. Que sea menos contagiosa de manera tal que no vaya a imponerse, que sea similar por lo cual “haya una competencia entre las dos” o que resulte más infecciosa de forma tal que tendrían que valorar la cantidad en que este número ocurra. “Lo sabremos en los próximos días o semanas y por lo tanto tendremos que tener un pronóstico de lo que podría pasar con esta cepa”.

De acuerdo a su apreciación, el especialista consideró que Ómicron pudiera ser una variante de mayor transmisión que las anteriores “que son muy parecidas” por lo que pudiera tener un cierto “escape” a la respuesta inmune, aunque insistió en que no sería total en el caso de que la población se haya vacunado, lo que resultaría “una ventaja adicional”.

Las autoridades de salud cubanas aseguraron que comenzarán a aplicar las dosis de refuerzo contra el COVID-19 este mes para elevar la inmunidad ante nuevas variantes del virus, según reporte de la agencia Efe.

La inmunización debe concluir en el primer semestre de 2022 e incluirá en un primer momento al personal sanitario, científicos, trabajadores del turismo, maestros y miembros de las Fuerzas Armadas, informó el funcionario de la empresa estatal de la industria BioCubaFarma, Rolando Pérez, al diario del partido comunista Granma.

El director de Política Científica de la institución añadió que la población mayor de 60 años, embarazadas, pacientes con insuficiencia renal, cáncer y otras comorbilidades entrarán en la segunda etapa de inmunización con las vacunas cubanas Abdala, Soberana Plus, Soberana 01 y la de aplicación por vía nasal Mambisa. El resto de la población adulta recibirá la dosis de refuerzo en un último momento.

Rolando Pérez resaltó que las fórmulas locales contra la COVID-19 han demostrado títulos de anticuerpos hasta los ocho meses después de completado el esquema de vacunación.

En cuanto al contexto epidemiológico actual que prevalece en Cuba, un experto de la Facultad de Matemáticas y computación de la Universidad de La Habana vaticinó al actualizar los modelos de pronósticos de la enfermedad que en las próximas semanas debe continuar al tendencia a la disminución de la incidencia y la mortalidad en todos los territorios del país, aunque esto no significa que la epidemia haya acabado por lo que no pueden descuidarse los protocolos.

Lo anterior fue citado durante la reunión del grupo de trabajo temporal del gobierno para la prevención y control del COVID-19, de acuerdo al noticiero de la televisión cubana.

Durante el encuentro, el ministro de salud pública de Cuba, doctor José Ángel Portal Miranda informó que al cierre de la semana 47 el diagnóstico de positivos decreció en un 31, 3 por ciento respecto a la anterior y también disminuyó el número de fallecidos como consecuencia de la enfermedad. “Por décima semana consecutiva se mantuvo el descenso de los casos activos en el país”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + cuatro =

Último minuto