marzo 4, 2024
21.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

¡En Cuba recibirán 500 CUP de Saldo Principal, 25 GB y WhatsApp Ilimitado!

Recargar ahora

Dos activistas lanzan sopa de tomate a la Mona Lisa 

Foto: Facebook

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Un nuevo ataque ha ocurrido esta mañana contra una obra de arte cuando dos activistas del grupo ecologista francés ‘Riposte alimentaire’ (en español, Respuesta Alimentaria) lanzaron sopa tomate a la Mona Lisa en el museo del Louvre, en París. 

La mujeres protestaban contra el “sistema agrícola enfermo” y según reportaron los medios de prensa internacionales, el famoso retrato de Leonardo da Vinci no ha sufrido daños debido a que se encuentra protegido por un grueso cristal.

La acción obligó al personal de seguridad del reconocido museo parisino a intervenir, desalojando el recinto y poniendo biombos delante del cuadro para evitar que los visitantes tomaran imágenes de la obra vandalizada.

El colectivo ecologista se preguntaba, aseguran los medios, “qué es más importante, el arte o el derecho a una alimentación sana y durable?” y aseguraron que estaban dispuestos a “continuar la lucha en defensa del campo francés”.

A través de su cuenta de la red social X (antes Twitter), Riposte alimentaire se ha atribuido la acción e identificado a sus responsables como dos mujeres de 24 y 63 años quienes, a través de su “acción no violenta exigen el establecimiento de una Seguridad Social Alimentaria Sostenible”.

Además, los activistas denunciaron que en Francia “una de cada tres personas se salta las comidas por falta de medios” mientras que “se desecha el 20 por ciento de los alimentos producidos».

Según ampliaron el “modelo estigmatiza a los más precarios y no respeta nuestro derecho fundamental a la alimentación”, en un intento de reivindicar “para evitar las hambrunas masivas que nos amenazan”.

Por último, abogaron por “la integración de los alimentos al sistema general de seguridad social”, en una demanda que “permitirá a cada persona beneficiarse de una tarjeta alimentaria vital con un importe de 150 € cada mes, para adquirir productos homologados y seleccionados democráticamente”.

Vale recordar que en los últimos años numerosas organizaciones, en su mayoría ecologistas, han violado la seguridad de los museos abriendo un gran debate sobre si es legítimo atacar obras de arte emblemáticas con la excusa de llamar la atención para sensibilizar sobre problemas imperantes y necesarios de resolver como el cambio climático o la guerra.

Algunas de las acciones más mediáticas de 2022 fueron, precisamente, un tartazo a la Mona Lisa en mayo. Luego el 22 de julio unos ecologistas pegaron sus manos a La primavera de Sandro Botticelli en la Galería de los Uffizi de Florencia, Italia. El 14 de octubre, otros lanzaron sopa de tomate contra Los Girasoles de Vicent Van Gogh en la Galería Nacional de Londres. Unos días antes, dos personas pegaron sus manos al cuadro de Pablo Picasso Masacre en Corea, en Melbourne, Australia. y también fue vandalizado una obra de Claude Monet de la serie Almiares, en Berlín. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí