abril 12, 2024
24.2 C
Havana

¡La Recarga MIXTA más barata aCuba! 😍

Del 5 de abril al 30 de abril ¡En Cuba recibirán 2500 CUP Saldo Principal con Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

Dos años de guerra en Ucrania, y aún no hay solución para el conflicto

Foto: Jorge Luis Borges

Texto: Hugo León

Dos años y un día han transcurrido desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, que Putin bautizó como «Operación Especial» y que por momentos ha tenido al mundo en vilo y al borde de un conflicto de gran alcance.

Con el paso de las semanas el ataque ruso se ralentizó hasta detenerse y lo que nadie creyó posible se hizo realidad: Ucrania aguantó, expulsó al atacante que rodeaba Kiev e incluso emprendió una contraofensiva para recuperar territorio.

Detrás del esfuerzo militar ucraniano yacen miles de millones de dólares enviados por Estados Unidos y euros de la Unión Europea, así como equipo militar «Made in OTAN». Del lado ruso, aunque no se sabe cuántos millones ha costado la campaña, sí se conoce que el Kremlin ha dejado cientos de miles de muertos en la tierra atacada, según fuentes de inteligencia norteamericanas.

Por supuesto, Ucrania también ha pagado un alto precio en vidas humanas, no solamente en los campos de batalla sino también con los ataques a sus ciudades y su infraestructura.

Mientras tanto, ambos países se han acusado constantemente de terrorismo y de diversos crímenes de guerra. Además, la retórica de los diplomáticos es de «régimen» y «dictadura», y a nivel internacional, como era de esperarse, los países occidentales se han alineado con la causa ucraniana, mientras que China, India, Irán, Cuba y otros países que orbitan usualmente alrededor de Rusia, apoyan a Moscú, al menos diplomáticamente.

Por otro lado, de acuerdo con medios internacionales, alenos Irán y Corea del Norte habrían enviado armamento y drones a Moscú para su campaña en Ucrania.

Y a todas estas, dos años y un día después, no hay a la vista ni el más pequeño asomo del fin del conflicto, ni tampoco intentos de iniciar un proceso de paz.

Además, según analistas internacionales, no existe una solución real posible sin un cambio de gobierno en alguno de los dos países en guerra. En tal sentido, ya Putin se asoma a su siguiente candidatura presidencial, y por Kiev, a Zelensky todavía le resta mandato y el gobierno ucraniano no cree que sea positivo hacer elecciones en tiempo de guerra.

Y si habían dudas de que desde ambos lados se busca la victoria y no necesariamente la paz, este fin de semana el presidente ucraniano, en conmemoración de la fecha del ataque ruso en el aeropuerto donde se llevaron a cabo los primeros combates para defender Kiev, aseguró que su país «vencerá».

En el acto participaron la presidenta de la Comisión Europea y los primeros ministros de Canadá, Italia y Bélgica, entre otras personalidades de la política internacional.

«Cualquier persona normal quiere que la guerra termine. Pero ninguno permitirá que Ucrania se termine”, añadió, y dijo que la contienda debe acabar “con nuestros términos” y una paz “justa”.

Esa paz lejana podría significar un problema menos para el mundo, agobiado además por el conflicto reciente entre Israel y Palestina y otros tantos enfrentamientos que datan de hace años, no pocos de los cuales incluyen regiones fuertemente artilladas con armamento nuclear.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí