diciembre 3, 2022
24.2 C
Havana

Legisladores demócratas piden a Biden facilitar la distribución mundial de vacunas cubanas contra COVID

Foto: Twitter

Texto: Redacción Cuba Noticias 360 

Un grupo de 26 legisladores demócratas solicitaron al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, suavizar aún más las sanciones contra Cuba para facilitar la distribución mundial de las vacunas contra la COVID-19 del país caribeño. 

Los miembros de la Cámara de Representantes, encabezados por Ayanna Pressley (Massachussets) y Steve Cohen (Tennessee), redactaron una carta en la que también elogiaron la flexibilización de las restricciones de viaje y envío de remesas a la isla. 

No obstante, piden una cooperación bilateral en materia de salud pública.

“Como paso inicial, le pedimos que revise la política de EE.UU. hacia Cuba para facilitar una mayor equidad global en las vacunas, con un enfoque particular en asegurar que las sanciones de EE.UU. no impidan los esfuerzos actuales o futuros de Cuba para compartir vacunas contra el COVID-19”, expone la misiva. 

La petición también contempla la posibilidad de Cuba de proporcionar otro tipo de vacunas, tecnología y apoyo médico con a países de bajos ingresos en todo el mundo.

Los demócratas pidieron a Biden que se centre en las políticas específicas que dificultan la cooperación médica, incluyendo la eliminación de Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, “que restringe e intimida a las instituciones financieras para que no permitan transacciones relacionadas con equipos médicos” y añadir las vacunas cubanas a la lista de vacunas reconocidas por EE.UU.

Si bien esta carta no será del agrado de otros legisladores, como el republicano Marcos Rubio, la administración de Biden sí ha mostrado signos de reconsiderar los aspectos más duros de su política hacia Cuba, especialmente las restricciones impuestas por Donald Trump.

“Estamos de acuerdo con el enfoque de su administración que busca abordar la situación humanitaria y responder a las necesidades del pueblo cubano”, añadieron los legisladores.

El llamamiento de los demócratas también responde a la necesidad de vacunas contra la COVID-19 para los países de bajos ingresos que no pueden permitirse las vacunas que se han generalizado en los países más ricos, o donde las condiciones dificultan la distribución generalizada de inmunógenos. 

“Mientras que más del 75% de las personas en los países de altos ingresos han recibido al menos una dosis, solo el 10% de las personas en los países de bajos ingresos han recibido al menos una dosis”, cuestionaron. 

Los legisladores dijeron que las vacunas cubanas, producidas a bajo costo con una infraestructura limitada, podrían ayudar al objetivo de la administración Biden de distribuir vacunas baratas y eficaces en todo el mundo.

“Las sanciones de EE.UU. a Cuba impiden directamente estos objetivos, no sólo al dañar la capacidad del país para vacunar a su propia población, sino también al poner obstáculos a la capacidad de Cuba para producir y distribuir sus vacunas a otros países que siguen enfrentándose a la escasez”. 

Por otro lado, los legisladores reconocieron que las vacunas cubanas aún no ha sido plenamente verificadas por la comunidad médica internacional ni cuentan con certificación de la OMS. 

“Sin embargo, Cuba y la OMS se han reunido en dos ocasiones para iniciar el proceso de inclusión en la lista de uso de emergencia, y la eficacia de estas vacunas ha quedado demostrada por el fuerte descenso de los casos de COVID-19 y de las muertes en Cuba desde la campaña de vacunación”, concluyeron. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here