junio 13, 2024
30.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

Los cubanos celebran la Navidad, ¿como Dios manda?

Foto: Jorge Luis Baños | CN360

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Con la libra de carne de cerdo rebasando ya los 400 pesos, la de frijoles negros dando el salto con garrocha sobre los 160 y las bebidas alcohólicas casi exclusivamente en MLC, a los cubanos se les dificulta celebrar la Nochebuena y la Navidad como Dios manda.

Aquellos con familiares en el extranjero con posibilidades de enviarles remesas o algún que otro combo de alimentos por fin de año respiran más holgados; sin embargo, quienes viven de su salario, sobre todo si este proviene del sector presupuestado, cuentan centavo a centavo y apelan a las reservas familiares para garantizar lo imprescindible: congrí, yuca con mojo, carne de cerdo, turrón, alguna bebida espumante…

Fotos: Roy Leyra | CN36

El menú puede variar de familia en familia y de una región a otra; lo que no varía son los malabares que hace el cubano para acceder a los ingredientes necesarios en medio de una economía marcada por la inflación y la escasez.

La venta de determinadas cantidades de carne de cerdo por el Estado ha venido a aliviar a algunas familias cubanas, sobre todo en las capitales provinciales y otras localidades seleccionadas por los gobiernos provinciales; una medida que, si bien amortigua la puñalada en el bolsillo, tampoco resuelve el problema, porque no alcanza para todo el mundo y ya se sabe de familias que han renunciado a este beneficio por no contar con dinero suficiente para pagar los miles de pesos que, no obstante las buenas intenciones, hay que desembolsar frente al mostrador.

La llamada “resistencia creativa” de los cubanos ha sido la tabla salvadora por estos días: si no hay dinero para cerdo, se cocinan las postas de pollo que estaban reservadas para un enfermo; si no hay 150 pesos para pagar el mazo de lechuga o la col mediana, se compra pepino, que es más barato, aunque provoque empachos; si no hay 160 pesos para la libra de frijoles negros, se resuelve solo con arroz blanco…

Siempre está la opción de pedir el dinero prestado, un recurso que muchos evitan a toda costa porque no es de buen augurio comenzar el año nuevo con deudas, pero esa puede ser la solución para los cubanos de menos ingresos que no quieren renunciar a reunirse, cocinar en familia mientras ven la televisión o mientras plantan la mesa de dominó en el patio. Son días festivos para todos, con independencia de la facilidad con que puedan llevar un plato a la mesa en el resto del año.

Más allá de las carencias materiales, lo que realmente desean los cubanos —al menos, la mayoría de los encuestados por Cuba Noticias 360— es que sus familiares y amigos tengan salud. “Que estemos todos, aunque no estemos juntos, pero sanos y salvos”, sentenció un anciano que vio marchar a la mitad de sus nietos rumbo a Estados Unidos, vía Nicaragua, y que levanta su vaso junto a la nieta que le queda en Cuba: “Este año no tenemos para cerveza, pero le doy gracias a Dios por la vida, aunque sea con agua”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí