febrero 20, 2024
21.2 C
Havana

Más de mil muertos en apenas tres días de enfrentamiento entre Palestina e Israel

Foto: Abu Adel – Photo | Shutterstock

Texto: Hugo León

En las últimas 72 horas los ojos y las cámaras de todo el mundo han centrado su atención en los enfrentamientos entre palestinos e israelíes, que han llegado a su momento más álgido en décadas y según no pocos analistas, a un punto sin retorno.

Según fuentes oficiales de ambos bandos el conflicto armado ha dejado más de dos mil 900 heridos y unos 560 muertos entre los palestinos, y más de 800 muertos y dos mil 400 heridos en Israel.

¿Qué pasó entre Israel y Palestina?

El sábado, el grupo insurgente palestino Hamas lanzó un ataque múltiple sin precedentes contra Israel, en medio de una importante festividad judía y a punto de cumplirse 50 años de la Guerra de Yom Kippur en la cual Israel enfrentó a sus vecinos árabes hace años.

Apoyados por andanadas de cohetes, los miembros de Hamas irrumpieron en varias ciudades y comunidades a lo largo de la frontera con Gaza. En respuesta, las autoridades israelíes lanzaron la operación “Espadas de Hierro”, que incluye ataques aéreos y la movilización de más de cien mil reservistas.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, declaró que su nación entraba en guerra y que se vengarán “con todas las fuerzas por este día negro”.

Por su parte, Palestina asegura que la situación actual es el resultado de décadas de crímenes y violaciones de su enemigo.Según el Primer Ministro palestino, Muhammad Shtayyeh, los palestinos tienen derecho a defenderse ante la constante agresión y ocupación de sus tierras.

Para entender las posturas de ambas partes hay que remitirse a décadas de conflicto.

¿Cuál es el origen del conflicto palestino-israelí?

Tras la Segunda Guerra Mundial y las consecuencias del holocausto llegó un punto determinante para el conflicto: en 1948 se funda el estado de Israel en la zona de Palestina, y las tierras debían dividirse entre los israelíes y los palestinos, según determinó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Apenas un día después de la fundación de Israel, el joven estado fue atacado por Egipto, Irak, Jordania y Siria, lo que terminó en una catástrofe para los palestinos y la primera expansión de Israel.

Luego, en el 67, Israel enfrentó a los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania en la llamada Guerra de los Seis Días y los derrotó, incluso para sorpresa propia. La victoria de Israel incluyó la captura de la Franja de Gaza, la península del Sinaí, Cisjordania y los Altos del Golán, el resultado fue cerca de otro medio millón de palestinos desplazados. No fue sino hasta 1982 que Egipto recuperó Sinaí.

¿Por qué fue escogido el Medio Oriente para fundar Israel?

Sucede que según la tradición judía, la zona donde se asienta Israel es la “Tierra Prometida” por Dios al patriarca Abraham y todos sus descendientes.

La zona la controlaron indistintamente babilonios, persas, romanos y otras potencias de la antigüedad y fue nombrada como Palestina por los romanos. Fue Roma también quien expulsó a los judíos de allí, pero el territorio siguió cambiando de manos: primero fue ocupado por los árabes, luego conquistada por los caballeros cruzados europeos y seguidamente tomada por los turcos.

Cuatrocientos años después se impuso el mandato británico anteriormente mencionado y para 1947 la Asamblea General de la ONU había valorado establecer el Estado Judío en Medio Oriente, basados en argumentos históricos y bíblicos.

El plan incluía la partición de Palestina en un Estado árabe independiente y uno judío. Los israelíes aceptaron, pero los árabes no.

¿Hubo paz alguna vez?

Tras décadas de conflictos, la primera paz fue firmada por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) e Israel, en Oslo, en 1993. En ese momento la autoridad palestina reconoció el derecho de Israel a existir, pero la otra organización islámica palestina, Hamas, no lo aceptó. Después, en el año 2000, hubo un intento más de conversaciones, promovidas por el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, pero no hubo acuerdo.

Las exigencias de cada uno son inaceptables para la otra parte. Por ejemplo, Israel reclama la soberanía sobre Jerusalén, ciudad sagrada para judíos, musulmanes y cristianos, y asegura que es su capital.

Los palestinos, mientras tanto, demandan que su futuro Estado -Palestina no es reconocida por la ONU como una nación propiamente- se conforme con los límites previos a la guerra del 67 y la salida de los llamados “colonos” israelíes de esos territorios ocupados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí