junio 24, 2024
23.2 C
Havana

¡La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 17 de junio al 27 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am!

Recargar ahora

¿Por qué no te puedes perder el estreno de la película cubana “Aislados”?

Texto: Jorge Suñol

Fotos: Cortesía de las realizadoras

Cuatro relatos de pandemia. Cuatro historias donde “nadie conoce la vida del otro, pero todos comparten un mismo deseo: vivir”, así se presenta la película cubana Aislados, que tendrá su estreno mundial el próximo domingo 10 de diciembre a las 8 de la noche en la sala Charles Chaplin, durante las jornadas del Festival Internacional de Cine de La Habana.  

¿Y cuáles son las razones por las que desde ya deberías agendar esta premier? Primero, se percatará mientras ve el filme, que cada corto tiene su color: amarillo, verde, rojo y azul, pero al final, todo termina fundiéndose. En este sentido, dice Jonal Cosculluela, su propio productor: “Todos tienen su historia independiente, pero coinciden en algún punto”.

Safari, Si yo fuera tú, Lapsus y, por último, La prueba, son los relatos que estructuran Aislados, bajo el sello de cuatro realizadoras cubanas que, tras una convocatoria lanzada por CiNESOFT de lograr un largometraje dirigido solo por mujeres, se atrevieron a filmar en medio de la pandemia, con muchas restricciones, pocos recursos, un equipo reducido, par de locaciones y tremendas ganas de sacar adelante esta ficción.

Cosculluela, que esta vez se encargó de la producción y no de la dirección (Esteban, 2016), contó de cómo nació el proyecto. Primero lo contactó Iván Barreto, en aquel entonces director de CiNESOFT y con el cual ya había trabajado antes. Lanzaron la propuesta y luego de la selección de las directoras, faltaba una pieza clave: el guion. Afortunadamente, Yoe Pérez, una de las escogidas, era guionista y escribió las cuatro historias que se entrelazaban y daban como resultado el largo.

“Como pauta yo les propuse que para que la película tuviera una unidad trabajáramos con el mismo director de fotografía, el mismo editor, la misma gente en luces, en vestuario, en maquillaje, en sonido directo y después en postproducción, por supuesto, cada una editaba su corto, pero con el mismo editor. Estuve todo el tiempo velando porque la película conservara una unidad. Al final creo que se logró”, refleja Jonal.

Maritza Ceballo, Zenia Veigas, Sailin Carbonell y la mencionada Yoe Pérez, asumieron estas historias donde la sensibilidad y la lucha por la vida es latente. Para todas las directoras, esta película constituye su Ópera Prima Coral en la ficción. Sin embargo, no quedó seleccionada en esta categoría en competencia de la actual edición del Festival de Cine La Habana. Su estreno se insertó en el espacio “Latinoamérica en Perspectiva”.

Fue un rodaje difícil, por los permisos y las condiciones sanitarias. Pero Cosculluela ya venía con la experiencia de filmar el documental Volverán los abrazos (2021) en el cual compartió la dirección con Maritza. “Estábamos como preparados, casi listos para eso. Fue una experiencia espectacular y ahí se ve el trabajo en pantalla”, resume de Aislados.

Hay actores de gran recorrido en el elenco. Otros más jóvenes, pero que van dejando una presencia dentro del cine, el teatro o la televisión cubanas. Precisamente, sobre el trabajo con estos, y la experiencia de dirigir en la película, conversamos con dos de sus realizadoras.

Lapsus fue el corto que dirigió Maritza Ceballo y “habla sobre la pérdida del ser amado y cómo encontrar la esperanza para continuar adelante en medio de un entorno desesperanzador como fue la pandemia”, cuenta.

“Para mi primera oportunidad dirigiendo actores, fui muy afortunada de contar con la experiencia y sensibilidad de Jacqueline Arenal junto a Blanca Rosa Blanco y Ana Gloria Bouden”.

A esto, añade: “Filmamos en pandemia, lo cual significó un gran reto, pues ya se nos hace lejano. Afortunadamente contamos con ayuda de doctores y enfermeras que nos asesoraron y cuidaron durante el rodaje del que también formaron parte en las actuaciones”.

Sailin Carbonell se encargó de La Prueba, el relato que cierra la película. Resalta el trabajo en equipo desde el inicio para lograr una armonía.   

“Dirigir La prueba fue hermoso. Recuerdo que el primer día de rodaje fue mi cumpleaños y fue una buena señal. Pero nos golpeaba la COVID-19 y fue todo un reto desde el plan de rodaje, la filmación en locaciones como un solar de la Habana Vieja, el equipo súper reducido y con las precauciones al cien, pues las personas en aquel entonces se estaban muriendo”.

Ofrece algunas pistas de su corto: “La relación entre un profesor consagrado y un estudiante de 6to grado que no cumple con las normas establecidas en la escuela, se entrelazan. La ausencia paterna, la soledad, la incertidumbre son temas importantes en esta historia”.

Los personajes, por su parte, se conciben como: “Un consagrado profesor de matemáticas, que ha dedicado toda su vida a la educación y con la llegada de la COVID-19, siente que su vida terminó. Un niño rebelde criado en un barrio marginal, pero con una inteligencia en demasía no cumple con los patrones escolares establecidos. Una madre soltera que se las debe ingeniar para darle de comer a su hijo”.

“El trabajo con los actores fue un gran reto. Fue mi primera vez trabajando con un niño, nuestro Oscarito. El trabajo con Eduardo Eimil (director de actores) fue grandioso desde el casting. La mezcla de actores experimentados como Bárbaro Marin y Yeni Soria con Brayan fue un engranaje perfecto para La prueba”, agrega.

Antes de contarme que el personaje protagónico de esta historia se inspiró y se llama igual que su abuelo Nerio, Sailin deja claro: “Cuando se trabaja en equipo, cuando todo el mundo está claro de lo que quiere, y todos apuestan por tu obra, el trabajo se hace más fácil, aunque las circunstancias no lo eran”.

Bajo la producción general de CiNESOFT, con el apoyo UNEAC y Siguaraya Village, la producción de Cosculluela y Juan Perdomo, la dirección de fotografía de David Cruz, el director de actores Eduardo Eimil y de arte Juan Carlos Tavio, en la edición de Lemuel y el sonido de Irina Caballero, la música de Jorge Amado y Fran Jordan González, Aislados llega para recordarnos los días aquellos a los que sobrevivimos, los días que no se olvidan por culpa una trágica pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí