octubre 3, 2022
26.2 C
Havana

¿Qué se sabe de la vacuna china Sinopharm y por qué Cuba comenzó a utilizarla?

Foto: RTVE

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Muchos todavía cuestionan el por qué se anuncia el uso de la vacuna china Sinopharm en Cuba, de la que el 99% de la población cubana jamás ha escuchado hablar y a esto sumemos en por qué dar a conocer la noticia en un medio local, con apenas algunas réplicas en medios estatales de menor alcance.

“¿Qué costaba hacer un perfil completo de la vacuna BBIBP-CorV (Sinophar) describiendo la tecnología que utiliza, datos de eficacia, publicaciones científicas, estudios de efectividad contra las nuevas variantes, la lógica de combinarla en un esquema heterólogo con SoberanaPlus y la descripción detallada de cuántos países le han concedido autorización de uso completa y emergencial? ¿Qué costaba hacer una descripción de los elementos que llevaron a su recomendación de uso de emergencia por la OMS?”, se preguntaba en su perfil de facebook el Dr.Amilcar Perez Riverol, Licenciado en Microbiología y Máster en Virología, cuyos contenidos relacionados a la pandemia y a la vacunación son esclarecedores y compartido por miles de usuarios.

El especialista cubano, en esta misma plataforma, ha explicado, detalladamente, elementos esenciales de esta vacuna, necesarios para entender, entre otras cosas, por qué Cuba decide utilizarla en la población de Cienfuegos:

📍La BBIBP-CorV es una vacuna de virus inactivado. Esto quiere decir que se obtiene a partir de cultivar el virus en células (Vero) y después inactivarlo («matarlo») con un agente químico De esta manera la vacuna contiene los antígenos virales que inducen la respuesta inmune (protectora), pero no causa infección”.

📍Junto a las vacunas de subunidad –tecnología usada en las cubanas–, las vacunas de virus inactivado representan uno de los enfoques más clásicos para la obtención de inmunizantes y han sido utilizadas durante décadas. Suelen ser muy seguras, aunque menos inmugénicas.

📍Los resultados de la BBIBP-CorV están publicados en revistas de elevado prestigio internacional como Cell y The Lancet. En esta última fueron descritos los datos  de seguridad e inmunogenicidad. Desafortunadamente, no ha sido igual para los datos de eficacia.

📍Sinopharm anunció el 30.12.2020 una eficacia de 79.3% para casos sintomáticos y de inmediato se produjo la aprobación en China. La vacuna tiene aprobación completa también en Bahrein y en Emiratos Árabes Unidos. Además tiene aprobación de uso de emergencia en decenas de países, varios de América Latina.

📍En mayo de 2021, la vacuna recibió el visto bueno de la OMS. La organización confirmó una eficacia del 79% para casos sintomáticos y hospitalizaciones para el esquema de 2 dosis, espaciadas en 21 días. Pero hay algunos problemas también señalados por la OMS. En el ensayo de Fase 3 no fue determinada eficacia vs casos severos, no fueron incluidas personas de +60 años y además participaron pocas mujeres.

📍Lamentablemente, no abundan los estudios de efectividad en el mundo real para esta vacuna. Datos de iniciales de Bahrein la ubicaban cerca de un 90%. Sin embargo, el panorama parece haber cambiado. Varios de los países que usaron la BBIBP-CorV sufrieron explosiones de casos recientemente.

📍Las causas principales asociadas a la disminución de efectividad de la BBIBP-CorV son la caída de la inmunidad a partir de ~6 meses, y la llegada de la variante Delta. Es un comportamiento similar al observado para la Coronavac, otra  china de virus inactivado muy utilizada en el mundo.

Amilcar, más adelante, deja claro que la respuesta a las vacunas para COVID-19 cae con el tiempo (waning immunity) y ello se ha observado también en vacunados con Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Moderna y Coronavac .

“La variante Delta ha provocado una caída significativa en la efectividad de –todas– las vacunas. Pero esa caída es más marcada y preocupante en las vacunas de virus inactivado como esta, que ya tenían valores inferiores de eficacia, particularmente en +60 años”, escribió.

Factores como waning immunity y la variante Delta hacen  que varios países ya estén aplicando o vayan a aplicar dosis de refuerzo (booster). “Es aquí donde parece radicar el argumento para incluir una dosis de SoberanaPlus en el esquema que se aplicará en Cienfuegos. Se trataría de un esquema heterólogo (booster con vacuna diferente) que se asemeja a la propuesta china , siendo las vacunas , también de subunidad. Aunque en el caso de China se trata de una dosis de refuerzo y no de una adicional en el esquema inicial”.

El doctor también opina sobre la decisión de utilizar esta vacuna en la población cubana: “Yo no creo que Cuba no confíe en la efectividad de sus vacunas. Si no fuera un donativo y se hubiesen adquirido millones de dosis, ahí sería otra cosa. Creo que tiene que ver con usar miles de dosis donadas en un país que necesita desesperadamente vacunar”.

Estas estadísticas lo demuestran: “Con apenas 28% de su población completamente vacunada, Cuba está bien lejos de la proyección que era del 70% para agosto. Incluso de la de 33.5% de julio. Todo eso, en medio de un aumento enorme de casos y muertes. Una vez más llenarse la boca de proyecciones triunfalistas fue más fácil que cumplirlas”, culminaba este post.  

Días atrás publicaba: “Han existido problemas de producción con las Soberanas. Y aunque se haya anunciado recientemente que se retoma la producción y que este mes podrían ser millones de dosis, la crisis está pasando hoy, es más, ayer. No mañana. Me parece evidente que la decisión de aplicar Sinopharm en Cienfuegos está asociada a limitaciones en la disponibilidad de dosis de las vacunas de Cuba y la urgencia causada por la explosión de casos”.

La directora de Investigaciones Clínicas del Instituto Finlay de Vacunas (IFV), Dagmar García Rivero, por su parte, aclaraba la que no se trata de un ensayo clínico, sino de una estrategia de vacunación que busca maximizar la eficacia sobre la base de la combinación de vacunas, estrategia  utilizada en el mundo y en la que el IFV fue pionero con su esquema heterólogo de Soberana 02 más Plus, en enero de 2021.

“El esquema de inmunización incluye dos dosis de Sinopharm cada 21 días y, tras ese mismo intervalo de tiempo, una tercera con Soberana Plus, vacuna cubana que recibió el autorizo de uso de emergencia del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos para reforzar la inmunidad de los vacunados con otro inmunógeno, en ese caso como refuerzo de Soberana 02”, comentó la especialista.

Sinopharm es una vacuna muy tradicional, al estilo de las vacunas de la Polio (Salk), de la Hepatitis A o de la Rabia. Puede transportarse y almacenarse entre 2 y 8° C y permanecer estable durante 24 meses, lo que presenta una ventaja frente a vacunas como la de Pfizer, que requiere una refrigeración a -70° C, y la Sputnik V, que necesita ser refrigerada a -18° C.

Como dijimos al inicio, los ensayos clínicos de Fase I y II, publicados en la revista médica ‘The Lancet’, demostraron que esta vacuna china es segura y eficaz. Los ensayos de Fase III se realizaron en la Argentina, Perú, Egipto, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin. En Argentina, las pruebas se iniciaron a finales de agosto de 2020 y fueron realizadas por la Fundación Huésped en los centros Vacunar, con la participación de 3.000 voluntarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto