octubre 2, 2022
21.2 C
Havana

Rublo: la moneda de mejor desempeño del mundo pese a las sanciones

Texto: Hugo León

En los últimos tres meses el rublo ruso ha protagonizado un impresionante zig zag que lo llevó de caer bruscamente y valer incluso menos de un centavo de dólar estadounidense, a convertirse poco después en la moneda con mejor desempeño del mundo frente a la moneda norteamericana.

¿Cómo comenzó este “parkour”?

Poco después del ataque ruso a Ucrania, Moscú fue objeto de un gran número de sanciones económicas que los expertos consideran entre las más duras y rápidas de la historia moderna impuestas por Occidente. 

El 7 de marzo la divisa rusa tocó mínimos históricos al llegar a cotizarse en 0,0007 por cada dólar, pues desde las primeras sanciones se pretendía apretar el cinturón del gigante euroasiático. 

La Unión Europea bloqueó las reservas internacionales de divisas del Banco Central Ruso; congeló los activos de Putin y de cientos de políticos y millonarios rusos en territorio de la Unión y se inmovilizaron activos como mansiones, yates, aviones y empresas.

También se golpeó al sector energético ruso, uno de sus principales motores económicos de acuerdo con medios especializados, y se restringió el acceso al sistema SWIFT a varios bancos de esa nación.

Lo que sucedió después

Aunque las rondas de sanciones no cesaron, en primer lugar Putin continuó el ataque a Ucrania y la guerra recientemente pasó de 100 días. En ese período de tiempo Occidente ha provisto de armamentos y recursos a Ucrania y en estos momentos, Rusia controla cerca del 20 por ciento del territorio ucraniano, según el propio mandatario Volodimir Zelenski.

En segundo lugar, la economía se resintió, pero según medios internacionales el Kremlin impuso un recio control de capital, en el cual estaría una de las claves para entender por qué el rublo se ha recuperado gradualmente.

También las contramedidas de Putin sirvieron de salvavidas a la economía: Rusia exigió a los países que sancionaron a sus bancos que pagaran su gas en rublos, lo cual repercutió en la disponibilidad de la moneda y la dotó de fuerza a nivel internacional.

Moscú prohibió temporalmente que sus ciudadanos vendieran rublos para comprar otras monedas extranjeras, evitando así una fuga masiva de capitales; aumentó las tasas de interés y se limitaron las transferencias de rublos al extranjero.

Una economía globalizada e interdependiente como la que se vive en el mundo en el siglo XXI hace que las medidas tomadas contra Rusia sean de fuerte impacto en su economía, pero a la vez, la apuesta es arriesgada porque Rusia es un país grande y vital en ciertos aspectos a nivel mundial.

Por ejemplo, varios economistas han resaltado que incluso la medida de la Unión Europea de prohibir casi todas las importaciones de petróleo ruso podría perder peso por el aumento de los precios de los energéticos y la disposición de otras naciones de comprarlo.

Lo mismo sucede con las materias primas y alimentos, la subida de precios beneficia a Moscú porque es un gran jugador en algunos de estos sectores. En 2019, por ejemplo, fue el mayor exportador de trigo del mundo y es uno de los principales vendedores de varios minerales preciosos del mundo.

¿Qué se esconde tras el repunte del rublo?

Con el tiempo, en lo que va de año, la divisa rusa se revalorizó aproximadamente en 15 por ciento frente al dólar, publicó la BBC recientemente.

Sin embargo el propio medio y otros sitios especializados en economía y finanzas, como Bloomber Economics, han planteado que aunque el valor de la moneda rusa pudiera verse como una señal de que las sanciones económicas contra el Kremlin no tienen el efecto deseado, la realidad es otra.

Según expertos, el rápido ascenso del rublo poco tiene que ver con la economía subyacente. Los pronósticos de abril del propio Banco Central de Rusia señalan que el PIB del país se reducirá entre un ocho y un 10 por ciento en 2022.

Por otro lado, en mayo de este año la agencia Rosstat confirmó que los precios de los alimentos han aumentado hasta en un 35 por ciento en comparación con el año pasado y la inflación supera el 17,8 por ciento interanual. La entidad bancaria pronostica que para el 2024 el PIB ruso volverá a crecer.

Además BBC, citando a economistas que cubren Rusia para Bloomberg Economics, señala que este será un año funesto para la economía rusa. El ascenso del rublo es un problema para los exportadores y también para algunos productores nacionales, y significa menos ingresos para el presupuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto