febrero 5, 2023
30.2 C
Havana

Se detiene el núcleo de la Tierra: ¿y ahora qué pasará?

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Un estudio realizado por los científicos chinos Yi Yang y Xiaodong Song, del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín,  y publicado en ‘Nature Geoscience’,  confirma que el núcleo de la Tierra se ha frenado, e incluso podría estar girando en sentido contrario a la superficie del planeta.

De hecho, ambos científicos han apuntado sobre la posibilidad de que la rotación diferencial del núcleo interno de la Tierra con respecto al manto, se produzca bajo los efectos de la geodinámica.

Imaginen que la Tierra tiene capas, por ende, posee una esfera gigante superficial y, a 5000 km de profundidad, tiene otra esfera más pequeña, que sería el núcleo. Teóricamente, si la esfera de la superficie está girando en una dirección, la de adentro la acompaña, pero a una velocidad ligeramente distinta.

“Una rotación deducida por los expertos a partir de los cambios temporales entre ondas sísmicas repetidas que deberían recorrer el mismo camino a través del núcleo interno. Para ello, han analizado ondas sísmicas repetidas de la década de 1990 y sus trayectorias”, declaran medios de prensa especializados. 

Básicamente analizaron la comparación de este patrón reciente con los registros sísmicos de Alaska (Estados Unidos) y los dobletes de las Islas Sandwich del Sur (Reino Unido),  los cuales se remontan a 1964 y parece estar asociado a un giro gradual del núcleo interno como parte de una oscilación de aproximadamente siete décadas, con otro punto de inflexión a principios de la década de 1970.

Aunque no significa que se ha detenido para siempre, el estudio informó que el núcleo puede hacer pausas breves, donde se detiene, para después cambiar la forma en la que gira -en relación con el movimiento de la superficie de la Tierra-, y que en este momento es posible que se esté realizando este cambio.

Song en entrevista a ‘El País’, refirió: “Inferimos que hay un ciclo de oscilación que dura unas siete décadas. Esto sugiere que hay una resonancia que conecta todas las capas de la Tierra que se produce con esa cadencia”. 

Varias notas de prensa hablan de la primera consecuencia inmediata de este fenómeno, la cual radica en la duración del día,  lo que podría verse reducida ahora en fracciones de segundo. “En los últimos años, los días se están haciendo más cortos y es posible que en parte se deba al núcleo de la Tierra”, explicó dicho científico. 

Además,  afectaría, en gran medida, al clima del planeta y al nivel del mar, debido a la alteración del campo gravitatorio interno que a su vez, causa deformaciones en la superficie y traería consigo un incremento de la temperatura global del planeta.

De manera conclusiva estos autores, dijeron:  “Estas observaciones aportan pruebas de interacciones dinámicas entre las capas de la Tierra, desde el interior más profundo hasta la superficie”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here