junio 14, 2024
27.2 C
Havana

¡La Recarga 12X más barata aCuba! 😍

Del 10 de junio al 16 de junio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal!

Recargar ahora

Vivir del cuento: un programa quinceañero y maduro

Fotos: Luis Silva Panfilo | Instagram

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Decir que “Vivir del cuento” es uno, o el programa más popular de la televisión cubana, es casi una verdad de Perogrullo. Es este axioma lo que le ha permitido estar por quince años en la pantalla chica con sus idas y venidas.

Recientemente el colectivo del humorístico, que lidera el tan carismático Pánfilo (Luis Silva), celebraba en el espacio Mediodía en TV la fecha de salida al aire del programa, que se emitió por primera vez un 14 de septiembre de 2008.

Muchas han sido las personas que han pasado por este humorístico. Dentro del cual su razón de éxito tal vez se deba a que sirve de canal cómico/trágico para enfrentar la cada día más dura, realidad cubana.

Algunos recordarán, que a inicios del programa varios espectadores no estuvieron de acuerdo con la forma de crear Silva su personaje insignia Pánfilo. Algunas personas, las menos, creyeron que el talentoso actor cometía un acto burla hacia la tercera edad. Pero cada programa y cada actuar del humorista demostraron que Pánfilo es más un homenaje a aquellos ancianos que resisten en Cuba, y también a todos los ciudadanos de la isla caribeña en sentido general.

Frases jocosas y líneas memorables acumula muchísimas “Vivir del cuento”, pero sin duda alguna, de las primeras en volverse populares estuvo: “¿tú quieres que se me abra el saco de piñazos?”, la cual era exclamada por una Indirita (Olivia Manrulfo) toda encolerizada antes las ocurrencias, bien de Chequera (Mario Sardiñas) u otro personaje.

Para aquellos que ya llevan un tiempo viendo el programa “Cachita Caché (Irela Bravo) es imprescindible en cada emisión, pero es válido recordar sus primeras apariciones y su relación nada menos complicada y cómica con Ruperto (Omar Franco).

Decir que “Vivir del cuento” ha sido una radiografía incisiva a la realidad cubana es tal vez quedarse corto. Pues el programa no solo se alinea con una tradición crítica humorística, sino que ha tenido la posibilidad y la responsabilidad, de hacerlo en un medio masivo como la televisión, no sin ser sometidos a polémicas, a juicios prácticamente en cada emisión.

También por más oscuros que se pongan los tiempos las y los cubanos recordarán siempre cuando Pánfilo recibió la llamada del expresidente estadounidense Barack Obama, símbolo de esperanza en una época en que se aspiraban cambios importantes para la nación.

Anécdotas, personajes y chistes hay muchos durante estas “quince primaveras” del humorístico. Por lo que solo queda desearles que duren, al menos otros quince años más, donde las “peripecias” de Pánfilo y sus vecinos sean más alegres y menos “basadas en hechos reales”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí