febrero 5, 2023
30.2 C
Havana

Nuria Vargas: «Es un sueño por cumplir volver a Cuba a rodar otra película»

Fotos: Cortesía de la entrevistada

Texto: Alejandro R.

Nuria Vargas se define como gestora cultural y cineasta, pero sobre todo como almeriense, una hermosísima ciudad costera al sur de España. Después de asumir la dirección de varios cortometrajes con los que ha cosechado varios premios fundó su productora Egoa Films y comenzó a andar los caminos del documental.

Su primer largometraje documental fue rodado entre España y Cuba y estrenado en junio de 2021 en el Festival de Cine de Málaga. Titulado “Controverso”, esta película ha tendido puentes entre la región española de La Alpujarra, las calles de La Habana y el campo cubano. Pero lo más importante es que ha sido medular en la exploración de las raíces y las conexiones entre la poesía improvisada, el repentismo cubano, el Freestyle y el Rap.

Acercarse a esta obra de Nuria Vargas es una experiencia exquisita, engalanada con los testimonios de los freestylers campeones del mundo Chuty, Invert y Skone, el escritor e improvisador Alexis Díaz Pimienta, los repentistas cubanos Luis Paz Papillo, Tomasita Quiala, Ernestico Ramírez, Orismay Hernández, y los troveros españoles Sotillo, Barranquito, El Sevilla y Morón, entre otras figuras de la improvisación.

“Controverso” ha conseguido nominaciones a los Premios del Cine Andaluz en la categoría Mejor Dirección Novel y en los Premios de la Academia de Cine Andaluz en las categorías de Mejor dirección Novel y Mejor Largometraje Documental. Además, se ha exhibido en importantes festivales de cine y espacios culturales de España.

Cuba Noticias 360 conversó con Nuria Vargas sobre su película y por supuesto sobre su experiencia en la isla, de la cual asegura que se enamoró completamente.

¿Cuáles son los puntos de contacto entre el arte de la improvisación que se hace en Cuba y en España?

Los puntos en común que tiene la improvisación tanto en España como en Cuba sobre todo es la controversia, es decir, el cómo dialogan uno y otro. La diferencia es que en España, en la zona de La Alpujarra, se hace en quintillas y en Cuba y parte de Latinoamérica se hace en décima, pero al final ambas son un diálogo en el que se crea una controversia. 

Esa fue una de las razones por la que titulé la película “Controverso”, porque se han dado experiencias en las cuales algún trovero ha dialogado con algún decimista cada cual en su forma y otras veces se han adaptado a la forma del otro.

¿En qué pudiera diferenciarse esta expresión artística en ambos países?

La diferencia básicamente está en la forma, en la métrica. Unos versan en quintillas y otros en décimas, pero el espíritu es el mismo. La música también es distinta. El trovo se hace con una música tipo fandango, una música tradicional que hay en La Alpujarra que viene de la misma raíz del flamenco y es más como un quejío, una forma de desahogarse. En Cuba se utiliza el punto cubano, que es también tradicional pero más guajira, más alegre.

¿Cómo fue el proceso de rodaje en Cuba?

El rodaje fue muy fácil. La jefa de producción fue unas semanas antes a Cuba y estuvo en las locaciones comprobando el sonido, confirmando las entrevistas que ya teníamos prevista desde España, etc. 

También como no teníamos ayuda de Ibermedia pues no tuvimos que pedir un permiso a la institución del cine de La Habana. Lo que sucede es que cuando tienes una ayuda cinematográfica tienes que esperar que las instituciones estén de acuerdo y el papeleo se demora siempre mucho. Como lo nuestro era una iniciativa privada le pedimos permiso directamente a las instituciones donde estuvimos, como el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, la Agencia Cubana de Rap y otros sitios donde grabamos.

La verdad es que fue muy fluido, no tuvimos ni un solo problema en lo que respecta a los permisos. Sólo uno que otro problema técnico, quizás en los conciertos que fallaba un micro y nuestro técnico estaba ahí para arreglarlo. Por lo demás fue todo super bien. Iría a grabar a Cuba otra vez con los ojos cerrados.

Aprovechamos mucho las jornadas de grabación, lo único que hacía muchísimo calor porque estuvimos a finales de julio y principios de agosto y no tenía ni idea del calor que hace ahí, la humedad, los mosquitos. Pero eso es lo único, el clima, que hace muchísimo calor y yo no estoy tan acostumbrada. Otro año espero ir en invierno o primavera, pero si tiene que ser en verano tampoco pasa nada, se pasa bien.

¿Con qué sensaciones te quedas de la isla y de los artistas que conociste allí?

Me enamoré completamente, yo y todo el equipo, porque Cuba es muy mágica y recibe a la gente que viene de fuera con los brazos abiertos. La gente es muy simpática, muy cercana. Nosotros que somos españoles, pero sobre todo andaluces, pues también somos personas muy abiertas y sentí esa conexión, esa hermandad. 

Me sentí como si estuviera en mi casa y tengo muchas ganas de volver y mostrar allí la película porque es un sitio donde nos sentimos muy bien. También por los protagonistas del documental que quisiera verlos de nuevo porque son personas súper agradables. Para mí ya son mis amigos.

¿Crees que el trovo o la improvisación son considerados un arte menor tanto en Cuba como en España?

En España el trovo sí es considerado un arte menor, por lo menos es la percepción que yo tengo, que las administraciones no lo apoyan, no hay una entidad que vele por su conservación o su transmisión. Entonces creo que eso pasa porque no lo consideran como un arte mayor.

En Cuba no estoy segura porque allí sí veo que hay instituciones que hacen que el repentismo de alguna manera no desaparezca. Entonces no sé a qué niveles está considerado, pero sí que lo respetan y lo conservan, lo protegen. A mi me gustaría que se considerase un arte en España, no menor ni mayor, pero un arte y fuese cuidado porque creo que no se hace.

¿Por qué consideras que sea importante mantener esta tradición cultural?

Creo que es importante mantener la tradición cultural de manera general porque al final si no se hace terminamos siendo un pueblo sin identidad. Es importante que cada uno haga honor a sus raíces y sepa de dónde venimos. Es nuestro patrimonio cultural y si no lo mantenemos vamos a terminar sin identidad propia. Creo que es importante conservar nuestras tradiciones y sobre todo lo que tiene que ver con nuestra cultura.

¿Qué piensas que pasará en el futuro con esta expresión artística?

Al menos en España creo que va a desaparecer. Quizás en la película no doy esa visión tan pesimista, pero precisamente la hice para llamar la atención, para evitar que eso desapareciera, para de alguna manera protegerlo y conservarlo, pero sinceramente pienso que si las administraciones no hacen nada va a desaparecer.

Sin embargo, en Cuba vi que hay una evolución y que están sucediendo encuentros entre repentistas y raperos, y creo que eso significa que está evolucionando. En España en cambio, el rap y el freestyle son cosas distintas al trovo y no existe conexión entre ellos.

¿Por qué quisiste hacer esta película?

En primer lugar quería hacer una película precisamente para eso: para que la gente conociese el trovo y llamar la atención para que no desapareciera, para conservarlo y protegerlo. Esta película tiene mucho que ver con las raíces, con esa búsqueda, con honrar a nuestros ancestros, a nuestra cultura. 

También quería que la gente de fuera conociese el trovo, por eso mezclé las dos culturas y al final lo que quiero transmitir es que es una película donde hay muchísima diversidad y siempre hay algo que une unas culturas con otras.

La verdad es que cuando la gente la ve se emociona mucho, y eso yo también lo quería conseguir. También quería que fuera fácil de ver, asequible, para que la gente joven pudiera verla y no se aburriera, y pienso que eso lo he conseguido.

cineasta Nuria Vargas

¿Qué te ha aportado personal y profesionalmente el proceso de creación, rodaje y exhibición de “Controverso”?

La película me ha aportado muchísima experiencia. Ha sido como hacer un máster en cine, en producción y en distribución. También ha sido muy duro porque no la apoyaban financieramente y he tenido que buscar los recursos necesarios y al final he invertido mucho dinero y tiempo. Sí creo que ha merecido la pena porque para mí era muy importante hacerla, no hacer mi primera película, si no hacer una película sobre el trovo de La Alpujarra y sobre cultura y música.

Ir a Cuba también ha sido una aventura, un reto. Ahora me doy cuenta que fui muy valiente porque comprendí que era algo muy importante y que tenía que hacerlo porque era la forma para completar esta entrega. 

A día de hoy me siento muy orgullosa y muy contenta porque a pesar que he pasado malos momentos, en los que me sentía sola, que no tenía apoyo, el haber vencido eso, terminar la película y que ahora la gente esté recibiéndola me hace sentir muy bien. Siento como que lo malo ya ha pasado y ahora está lo bueno. Así que espero que siga llegando a muchísimos sitios. Yo estoy feliz de que el público haya conectado con la peli.

Además de cineasta eres gestora cultural, ¿cómo crees que se pueden combinar estas facetas y en qué te han aportado desde lo personal y lo profesional?

Yo creo que la labor de un gestor cultural tiene mucho de producción, de buscar recursos y gracias a eso mi faceta como cineasta se ha visto reforzada. He encontrado los recursos necesarios tanto a nivel de personas que me podían ayudar a hacer la película, como a nivel financiero. 

Sí es verdad que la película necesita muchísimo más dinero y se ha hecho con mucho menos. Se ha hecho de una manera muy humilde, pero lo importante es que está y quizás sea por mi constancia, por el no rendirme, que me di cuenta de la importancia que tiene la cultura en nuestra sociedad. Entonces creo que ahí se aúnan un poco mis dos facetas. 

Quizás podría haber hecho cualquier otra película más comercial porque lo cultural no vende del todo bien, pero creo que lo he hecho por eso, porque soy una persona muy interesada en la cultura.

¿Algún otro proyecto en el que te encuentres trabajando actualmente? 

Estoy trabajando en dos proyectos más, uno es sobre música urbana que quiero rodar en este año, lo tengo previsto para la segunda parte del 2023. El segundo es más internacional y me gustaría que Cuba participase en él. Es una película donde también se viaja a varios puntos del mundo y uno de ellos me gustaría que fuese Cuba, para tener la oportunidad de volver y porque es un lugar muy fotografiable, su gente y su historia.

¿Entonces te gustaría continuar explorando temas relacionados con la cultura cubana y la española?

Por mí encantada de seguir planteando cuestiones culturales entre España y Cuba. Sí es verdad que el siguiente documental que quiero involucrar a Cuba, más que España y Cuba es Cuba y otros puntos del mundo con un eje en común que esta vez no es la música, es otro tema que tiene que ver con el emprendimiento femenino.

Es un proyecto que pensé hace años y ha estado en un laboratorio de proyectos. Lo dejé descansando porque aún no había editado “Controverso” y tenía una reciente maternidad, pero creo que ya es momento de mandarlo a mercados de coproducción y conseguir la financiación adecuada para hacerlo realidad. Es un sueño por cumplir volver a Cuba a rodar otra película.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here