agosto 10, 2022
22.2 C
Havana

Pitcher cubano Lázaro Blanco firma con equipo profesional de Dominicana

Foto: @pelotacubanausa/Twitter

Texto: Alejandro Varela

El lanzador cubano Lázaro Blanco acaba de firmar con un equipo de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom), a menos de un mes de romper vínculos con el aparato deportivo de la isla y permanecer en Estados Unidos tras finalizar el Preolímpico de las Américas.

Las Estrellas Orientales serán el destino del principal pitcher de Cuba en el último lustro una vez pueda resolver su situación legal y viajar al país centrocaribeño. Blanco pactó hace pocos días con la empresa de presentación R&I Total Sports y algunos reportes anunciaban que el jugador de 35 años ya tenía ofertas en su poder.

“Me siento muy contento, porque esto abre muchas posibilidades para mi carrera. Estoy feliz de que un equipo como las Estrellas Orientales se haya ofrecido de manera tan rápida. Solo quiero demostrarles que no se han equivocado al darme esta oportunidad, comentó a medios radicados en Miami.

El tres veces campeón de la Serie Nacional con los Alazanes de Granma decidió quedarse en la Florida el 4 de junio, apenas un día después que el grueso de la delegación cubana retornara a La Habana luego del fracaso rotundo en el torneo clasificatorio continental para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Blanco y Carlos Juan Viera, el segundo pitcher de la escuadra antillana, permanecieron en Miami pues ambos debían viajar directo a México para incorporarse a equipos de la Liga Mexicana bajo contratos con la Federación Cubana de Béisbol (FCB).

Sin embargo, el derecho de Yara no tomó el vuelo asignado y posteriormente declaró sus intenciones de radicarse en los Estados Unidos, de acuerdo con múltiples reportes.

“Fue duro, difícil dejar la familia atrás, pero venía para ayudar a mi familia. Creo que he sobrepasado lo peor y ahora lo que viene es volver al terreno donde uno despeja, bota todo y se concentra en el trabajo que venimos a hacer”, confesó el veterano serpentinero recientemente en una entrevista.

Blanco se convirtió en el tercero de cuatro integrantes de la delegación cubana que rompieron su relación con la FCB en el contexto del Preolímpico. El primero fue el talentoso César Prieto, protagonista de una fuga de película momentos después de que el equipo llegara al hotel en West Palm Beach.

Días más tardes, el que sorprendió fue el sicólogo Jorge Sile Figueroa al abandonar la delegación una vez finalizado el último de juego de Cuba frente a Colombia. Y el último fue el cerrador Andy Rodríguez, quien también se quedó en Estados Unidos en espera de su vuelo para Japón, donde estaba contratado, pero nunca lo abordó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto