octubre 3, 2022
26.2 C
Havana

Amarilys Núñez, el talento sin fronteras

Fotos: Pablo Moreira

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Cada vez que Amarilys Núñez aparece en televisión con su rostro imponente, aunque sea una telenovela o serie en reposición, resaltan detalles difíciles de olvidar: su mirada angelical y el talento innato que siempre desprende.

La entrega de la actriz destaca en los disímiles personajes que ha desarrollado a lo largo de su carrera, y por supuesto, le ha hecho ganar el reconocimiento del público.

Con tan solo 8 años comenzó en la televisión, pero bien pudiera haberse decantado por la ópera y seguir los pasos de quien le dio la vida, la estelar cantante María Eugenia Barrios, una de las más importantes sopranos de Cuba.

Amarilys lo confirmó hace poco en una entrevista: tuvo la suerte de estar expuesta a todo el mundo mágico del arte desde muy pequeña. Coqueteó de joven con el ballet clásico y se formó en esa disciplina, hasta alcanzar el nivel elemental. A él le debe una magistral preparación, la confianza y disciplina, y el conocimiento sobre su cuerpo, que después le ayudó a encarnar a diferentes mujeres, más o menos alejadas de su espíritu perfeccionista y la facilidad expresiva quizás signada por su signo Géminis.

Esos personajes diferentes son los más codiciados y perseguidos por muchos actores, por el reto que suponen, y según ha contado la actriz, entrar en las tinieblas de lo desconocido le llama profundamente la atención.

Xiomara Blanco le dio su primer papel importante en televisión, en la recordada «Tierra Brava», novela que catapultó también a otros actores de su generación. Los cubanos recuerdan su papel de Alicita en el dramatizado que ya es un clásico de la pantalla chica en la isla, por la calidad de su factura, gracias a la fuerza narrativa del guion y la maestría del equipo, tanto técnico como actoral.

Ha contado para asombro de muchos de sus seguidores que llegó a «Tierra Brava» después de que le avisaran del casting, pero por cosas del destino no tuvo que pasarlo. Le dieron los guiones y le dijeron que en la tarde empezaban a grabar.

Esta nacida en La Habana hace 53 años continuó su andar en el mundo de la actuación, imprimiéndole temple y carácter a cada personaje. Al popular dramatizado le siguieron otros: «El eco de las piedras», donde interpretó a Fe María Santa Cruz, una joven de familia adinerada que se enamoraba del mulato esclavo, y «Violetas de Agua».

Estuvo en programas como «Destino Prohibido» y «Al compás del son», en esta última telenovela dio vida a Chela, una secretaria que hacía cualquier cosa por su jefe el senador Armenteros, hasta que conocía al periodista Arce. Y poco a poco, los capítulos van mostrando la emancipación de la dócil Chela hasta convertirse en una mujer empoderada para la época.

Su trabajo en televisión la hizo popular, sin dudas. Pocas eran las novelas de turno en las que la atractiva actriz no participara mostrando su brillo, pero el teatro ha sido su vida. Lo ha confesado en muchas entrevistas, ponerse sobre las tablas le permite adueñarse del personaje, en cada puesta descubre nuevas facetas del papel que interpreta.

Después de un tiempo perdida del panorama artístico, se supo que Amarilys decidió emigrar a Estados Unidos persiguiendo el amor. Sin embargo, la Amarilys artista nunca se ha ido del todo. En 2018, participó en «ConCiencia», el dramatizado que mostró el día a día de los científicos. Volvió también para la película «¿Por qué lloran mis amigas?», junto con las estelares Luisa María Jiménez, Edith Massola y Yazmín Gómez. Las cuatro, con la ayuda de la directora Magda González Grau, ofrecieron naturalidad a mujeres cercanas y a la vez tan diferentes entre sí, con problemas y alegrías como las que habitan fuera de las pantallas.

En Miami, la actriz ha agradecido la oportunidad de darle un mejor futuro a sus hijos y aunque no ha ejercido como actriz, tampoco se ha desprendido del mundo artístico, su desempeño hoy es detrás de cámaras.

En Cuba, continúan disfrutando de sus actuaciones cada vez que retransmiten los programas donde participó. Amarilys ha dicho que está mejor si pasa desapercibida, pero es difícil que eso suceda, su dominio de la escena se adueña de cada plano. El público no olvida a una de las más importantes actrices de su generación.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto