febrero 5, 2023
30.2 C
Havana

Ernesto Blanco: “Cuando subo a un escenario lo que llevo es amor”

Fotos: Jorge Luis Borges

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Ernesto Blanco se aferra a la música por encima de todo, para salvarse. Él mismo lo quiere dejar claro. Nos dice que no terminemos esta conversación sin plasmar su mensaje. Unas palabras que vinculan la música a los sueños y los sueños a la vida.

“Todos tenemos períodos oscuros y aunque todo a mi alrededor pudiera estar derrumbándose, la música me permite tener control de mi mundo. Por eso esta profesión será hasta siempre. Una lucha a muerte y me siento afortunado de dedicarme a la música. Cuando subo a un escenario lo que llevo es amor. Y ese es mi mensaje” ·

La entrevista comenzó por el mensaje que guardó para el cierre, pero sus palabras resumen su posición ante el arte y la creación musical. Es un rasgo que lo ha identificado a lo largo de su carrera. Lo ha plasmado en sus grabaciones y, como bien explica, cada vez que pisa un escenario.

Ernesto, guitarrista y compositor, dice que pese a la posibilidad de que todo a su alrededor desaparezca como el polvo, ha sido el mejor año de su carrera.

“Este año ha sido muy especial. Ha sido muy complicado en algunas cuestiones, pero ha sido el mejor año en mi carrera hasta ahora. Espero que esto siga en ascenso. Se manifestaron sorpresas y sueños de hace mucho tiempo”.

Cita entre esas sorpresas la colaboración con el tecladista estadounidense Derek Sheridan. “Es una luminaria del rock internacional de todos los tiempos. Esa colaboración fue algo muy grande para mí. Siempre ha influenciado en mi personalidad musical y en mi carrera”.

Ernesto hace énfasis en la importancia que reviste ese trabajo con el famoso tecladista. Derek Sherinian ha trabajado con bandas y figuras de estirpe mundial como Kiss, Alice Cooper, Black Country, Dream Theather entre otros. Es reconocido como un músico de culto por los expertos.

“Derek ha sido una influencia muy grande para mí. Su forma de interpretar el teclado ha sido muy importante en mi obra como guitarrista. Después de la colaboración hemos seguido manteniendo contacto. Él está muy interesado en la música cubana. Sería una suerte que venga a Cuba. En el rock cubano han existido varias colaboraciones de este tipo. Carlos Varela hizo una con el estadounidense Jackson Browne, mi hermano David Blanco le abrió al súper grupo Dead Daises en el Salón Rosado de la Tropical, X Alfonso compartió escenario con la banda Audioslave… Este ha sido mi granito de arena para el rock cubano”.

Otro importante momento durante este año para Ernesto fue su participación en el Festival Havana World Music. “Actué invitado por Carlos Varela. Fue un concierto hermosísimo. También trabajé con X Alfonso en su nueva producción Inside. Además, ya estoy haciendo mi cuarto disco de estudio, Lo que traigo”.

Su nuevo disco, bajo el sello Egrem, será una producción con diferentes colaboraciones que tendrá como punto culminante un homenaje al legendario cantante Lázaro Ros.

“El álbum está en el proceso de terminación y lo estrenaré el año próximo en el que quizá tenga conciertos en México y España. Será mi cuarto disco de estudio. Abre con un homenaje al gran maestro Lázaro Ross; gracias a la tecnología pude samplear su voz y armar un arreglo nuevo. Es como si hubiera revivido para la música. Ahora canta con una banda de rock and roll. Hay colaboraciones con la Reyna y la Real, el Russo, de Qva Libre y al maestro Jorge Chicoy, en un tema que grabamos hace algún tiempo y ahora lo retomo.

Ernesto celebró una gira reciente por las ciudades mexicanas de Cancún y Mérida, donde actuó para unas 5000 personas y estrenó temas de su próximo disco y otras canciones de su repertorio. Dice que “fue hermoso compartir con el público mexicano” y espera repetir esa experiencia en una próxima gira que podrá tener paradas además, en España.

El músico observa el panorama de la escuela de la guitarra eléctrica en Cuba y asegura que vive un buen momento. Antes, hace un breve repaso sobre sus influencias y la historia de las últimas décadas de la práctica de este instrumento en Cuba.

“En Cuba hay una tradición importante en la guitarra eléctrica. Para mí la época de oro de la guitarra eléctrica en Cuba fue en los años 80 y 90. No había internet ni mucha información ni acceso a la tecnología, dígase todos los accesorios de la guitarra, pero tuvimos intérpretes que sabían muy bien la técnica de su instrumento y mostraban mucha formación. Particularmente me han influenciado Carlos Emilio Morales, Jorge Chicoy, Ahmed Medina, Elmer Ferrer, Víctor Navarrete. Esos son los que más me impactaron en mi carrera”.

Y agrega: “Los guitarristas que se dieron a conocer durante esos años dejaron un gran legado. Es una lástima que no se hayan gabado muchas músicas de esa época. La guitarra eléctrica en Cuba está en un gran momento. Están saliendo muchos jóvenes que tocan de forma empírica y dejan a uno muy sorprendido por su calidad. La guitarra es un instrumento bastante difícil y cada día veo a jóvenes que siguen trabajando. Antes era más difícil ver un guitarrista eléctrico dentro de un grupo de salsa, pero ya es común ver a uno dentro de cualquier género. Me impresionan mucho Héctor Quintana y Tiago Felipe. Son muy virtuosos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here