noviembre 26, 2021
22.2 C
Havana

Pedro Luis Ferrer sobre sucesos en Ministerio de Cultura

“Me entristecieron profundamente y acrecentaron mi preocupación por el destino espiritual de nuestro pueblo»

Foto: Diario de Cuba

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El conocido trovador cubano Pedro Luis Ferrer criticó la actitud del Ministro de Cultura, Alpidio Alonso, durante los recientes sucesos frente a esta institución donde se reunieron un grupo de artistas agrupados en el llamado Movimiento 27N para compartir sus preocupaciones sobre la creación en la isla.

El viceministro de cultura, Fernando Rojas, había citado a tres representantes de ese grupo para una reunión el 27 de enero en la sede del Ministerio de Cultura (MINCULT), donde finalmente se agruparon cerca de una treintena de creadores.

El funcionario los invitó a pasar en reiteradas ocasiones a la entidad pero los artistas se negaron por la presencia de agentes vestidos de civil y militares.

Varios de los presentes reclamaban además la libertad de algunos artistas que habían sido detenidos durante ese día cuando se dirigían al Mincult.

La convocatoria pacífica finalizó cuando Alpidio Alonso trató de arrebatarle el celular al reportero de Diario de Cuba, Mauricio Mendoza, quien filmaba la manifestación.

Luego el grupo de artistas fue detenido y trasladado en un ómnibus bajo la vigilancia de agentes de la seguridad del estado.

La reacción del Ministro ha suscitado críticas entre un sector de la comunidad artística intelectual de Cuba. También ha sido apoyada por algunos creadores, sobre todo músicos.  

Pedro Luis Ferrer, en un publicación en sus redes sociales titulada “ Manotazo Fundamentalista”  dijo que las imágenes de lo sucedido “lo entristecieron profundamente y acrecentaron mi preocupación por el destino espiritual de nuestro pueblo”.

“Resolver a manotazo lo que ni siquiera se discute… Precisamente para eso sirven los gaznates: para no tener que discutir lo que no te conviene; pero – sobre todo- para ignorar la demanda proveniente de aquellos que no tienen poder para imponerla. Quien, desde posición de poder, lanza el exabrupto, convencido de que lo recibirá alguien que profesa la filosofía de la no violencia, es un calculador consciente. No obstante, al quedarse sin adversario en la violencia, el transgresor resalta por el uso excesivo e innecesario de la fuerza. La prepotencia lo conduce al error, cuyo fuero – por si quedaba alguna duda- queda subrayado por la presencia policial y los grupos de «respuesta rápida» sobre personas desamparadas. Así, el poder omite el paso del diálogo y pasa al uso de la fuerza. Pues diálogo significa dialéctica, cambio. Ello establece que quien participa en un diálogo está dispuesto a asimilar lo que escucha, y a transformar, en alguna medida, su razonamiento y su actitud”, expuso el trovador.

“Toda política de fuerza evita el diálogo, y es llevada a cabo por aquellos que están absolutamente convencidos de que tienen la más absoluta verdad-absoluta. O por quienes anteponen y defienden sus intereses a capa y espada. Son los que pretenden desconocer la diversidad de una nación. El fundamentalismo es tautológico e irracional, sobre todo cuando se ejerce por conveniencia. Sabemos que esta clase de persona no es propensa a dialogar con adversarios que NO constituyan un peligro para su integridad física. Por eso su signo es el abuso”, agregó.

El músico finalizó su texto expresando su más  “profundo rechazo a cualquier accionar desmedido y coercitivo contra los cubanos todos, obreros e intelectuales, que desean expresar pacíficamente sus demandas ciudadanas, lo cual constituye un derecho humano inalienable, consensuado universalmente por el conjunto de las naciones soberanas (incluida Cuba), y ningún Estado o gobierno está autorizado a prohibirlo. Exhorto al diálogo fecundo”.

Pedro Luis Ferrer es uno de los principales trovadores de Cuba,  con una obra en la que se unen la crítica social, el humor y la ironía, además de la fusión con diferentes ritmos de la tradición musical cubana.

El músico ha estado muy activo en las redes sociales debatiendo las problemática de la isla y criticando sucesos que considera limitan la libertad ciudadana  y la práctica de la conciencia cívica de los cubanos.

El Movimiento 27 N surgió a raíz de las manifestaciones pacíficas ocurridas el pasado 27 de noviembre frente al Ministerio de Cultura, donde cientos de artistas se reunieron para exponer sus reclamos acerca de las situaciones que limitan la libertad creativa en Cuba, entre otras exigencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + 20 =

Último minuto