julio 15, 2024
25.2 C
Havana

La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 11 de julio al 21 de julio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am

Recargar ahora

Adiós al “Padrino del Sudoku”, un juego globalizado que también disfrutan los cubanos

Foto: Getty Images

Texto: Darcy Borrero

Maki Kaji, el “Padrino del Sudoku”, murió el 10 de agosto, a los 69 años en su casa de Tokio, esa ciudad oriental que estuvo en el centro de las noticias mundiales en estos días a causa de los postergados Juegos Olímpicos de 2020.

Su muerte —a causa de un cáncer de vías biliares— fue anunciada este martes por Nikoli, la empresa de rompecabezas que cofundó.

La prensa estadounidense describe a Kaji como “un desertor universitario que convirtió un juego de números en uno de los acertijos de lógica más populares del mundo”.

En un discurso en 2008, el hombre-genio dijo que se enamoró por primera vez de un juego llamado Number Place allá por el año 1984. Y ese juego lo renombró nada menos que Sudoku, que se traduce al español como se “números individuales”.

“Quería crear un nombre japonés”, dijo Kaji a la prensa tiempo después. “Creé el nombre en unos 25 segundos”, contó, porque según él tenía prisa por llegar a una carrera de caballos. De modo que creyó que sería efímero. Pero no lo fue.

De acuerdo con The New York Times, Kaji se unió a dos amigos de la infancia, fundó la empresa que más tarde se convertiría en Nikoli, que la califican entre las editoriales mundiales más prolíficas de revistas y libros de rompecabezas.

La misma fuente explica que Nikoli ayudó a catapultar al Sudoku a mediados de la década de 2000 y, se lee en un comunicado emitido por la compañía que esta fue la primera revista de rompecabezas de Japón. Kaji y sus colegas lograron que el Sudoku y otros rompecabezas similares se popularizaran en todo el mundo.

El secreto, según dijo Nikoli a The New York Times en 2007, era que “probaba y perfeccionaba en gran medida los rompecabezas existentes” aunque a fines de la década de 1990, cuando presentó el rompecabezas del Sudoku a los editores de Nueva York y Londres, no tuvo éxito. Una década después, otra era la historia: el rompecabezas se estaba publicando en cientos de periódicos a nivel mundial, generando millones de dólares. Y Cuba no fue la excepción: pese a que no llegan con la frecuencia que desean los jugadores, los niños, adolescentes y en general adultos han podido disfrutar del Sudoku en la isla y “romperse la cabeza” para descifrar combinaciones numéricas.

Maki Kaji, su creador, se ha ido, pero deja un legado mundial incluso en la isla de la Juventud o isla de Pinos, esa otra isla dentro del archipiélago cubano que tiene una importante presencia japonesa. 

Muchos se preguntan por los orígenes de este juego que ha dado la vuelta al globo. Como elementos culturales, el periódico estadounidense destaca que Nikoli no crea muchos rompecabezas nuevos y alimenta el mito de que “un estadounidense inventó una versión anterior del Sudoku”. No obstante, NYT reconoce que los verdaderos orígenes de este juego globalizado son turbios: algunos lo rastrean hasta Leonhard Euler, un matemático suizo del siglo XVIII, mientras otros ubican la idea original en China, a través de India, y el mundo árabe en el siglo VIII o IX.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí