noviembre 26, 2021
23.2 C
Havana

Muere en La Habana abuela de Luis Manuel Otero Alcántara

Foto: EFE

Texto: Darcy Borrero

“Este domingo 23 de mayo falleció en La Habana la abuela materna de Luis Manuel Otero”, publicó en su cuenta de Twitter el periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez, quien es cercano a Otero.

“La señora sufría Alzheimer y el pasado 20 de enero tuvo una isquemia. Sus restos fueron cremados”, escribió Álvarez y precisó que “Luis no pudo asistir al velorio o despedida hecho por el resto de los familiares a su abuela en casa (…) no sabemos aún si Luis sabe que su abuela murió, si esa información llegó a él o si la Seguridad del Estado le oculta el hecho, porque ningún familiar pudo verlo, y hace ya varios días que ninguno entra en contacto con él”.

Otero Alcántara está ingresado desde hace más de 20 días en el hospital Calixto García de La Habana, a donde lo trasladaron las autoridades luego de haberse declarado en huelga de hambre y sed.

Las razones que dio el activista para privarse de alimentos y agua se concretaron en estas demandas: “Devolución de sus obras o indemnización por los daños a estas, cese de la represión contra la libre creación, y cese del cerco policial”.

Según declaró Álvarez, la Seguridad del Estado le informó a la familia que “Luis no quería salir del hospital para despedir a su abuela”. Sin embargo, la única certeza al respecto que tiene es que “Luis sigue firme en las demandas que hace casi un mes lo llevaron a iniciar una huelga de hambre y sed. La información que sale hoy de ese hospital-cárcel es escasa, sesgada y muy oscura”.

En un comunicado del pasado 10 de mayo, el Movimiento San Isidro declaró que tiene muy poca información sobre el estado de salud, físico y psicológico de Luis Manuel Otero Alcántara, quien el año pasado tuvo otra pérdida sensible al morir su madre. “La breve información que poseemos y a la que podemos dar certero crédito proviene de su familia sanguínea. Por los mismos sabemos que Luis Manuel se encuentra estable, bebe líquidos, pero principalmente que mantiene sus reivindicaciones. El hospital se encuentra militarizado. Fuera de la familia inmediata se ha impedido cualquier tipo de contacto o comunicación, y tenemos información testimonial que cualquier persona que intente visitarlo queda sujeta a detención policial y conducido a interrogatorio”, se lee en el documento compartido en la red social Facebook.

El colectivo del Movimiento San Isidro reclamó en el mismo espacio tener acceso a Luis Manuel: “el acto de hospitalización no contraviene el uso de un teléfono celular por parte de paciente alguno, así como la admisión de visitas de amigos y familiares de segundo grado”, declararon los redactores del comunicado y recordaron que “Luis Manuel se encuentra hospitalizado contra su voluntad”.

En la Televisión Cubana continúan los reportes de Humberto López. Presentados a modo de denuncia e investigación periodística, terminan anulando a los sujetos que disienten. Lopez no va tras la información, el dato o el análisis documentado, sino que incide sobre las vidas privadas escudriñando en ellas, actos de una pretendida degradación moral.

Con el caso de Luis Manuel Otero se percibe un tratamiento irregular, en tanto han aparecido videos en redes sociales, aparentemente creados de manera espontánea en la sala de cuidados donde este se encuentra. Un médico lo presenta en cámara y, cordial, saluda, le pregunta cómo se siente. Alguien cuya identidad no se revela en pantalla filma estas escenas en la que otorgan centralidad a la “buena atención al paciente” y a la comida, al hecho de que el artista y opositor está comiendo. Esto no ocurre con otros pacientes, así como tampoco han aparecido videos o transmisiones en directo hechas por Otero mismo, a pesar de que es un artista que recurre a estas herramientas tecnológicas a diario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 14 =

Último minuto