octubre 26, 2021
24.2 C
Havana

Randy Arozarena es el Lionel Messi de las Grandes Ligas

Foto: Instagram

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El pinareño Randy Arozarena empezó la postemporada de 2021 en las Grandes Ligas como mismo la terminó en 2021: siendo el “Showman” de la Gran Carpa con el banderín de los Rays de Tampa.

Al final de la noche en la que fue pieza clave del triunfo 5-0 sobre los Medias Rojas de Boston en el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana, el cubano se había convertido en el primer jugador en la historia de las Grandes Ligas en conectar un jonrón y robar el home plate en el mismo juego de postemporada.

En las finales de las dos últimas temporadas ha sido el jugador más espectacular, al punto que, como futbolista que también es, se le puede bautizar como el “Messi de las Grandes Ligas”.

En el parque Tropicana de Tampa el jardinero de 26 años voló alrededor de las bases para anotar una carrera en la primera entrada, disparó un jonrón al jardín izquierdo en el quinto y, en su acto de playoffs más atrevido hasta el momento, logró un robo de home en el séptimo, para sellar el triunfo de su equipo que cortó la inspiración de quienes predecían a un Boston peligroso tras eliminar a los Yankees en juego espectacular la víspera.

El año pasado, Arozarena se robó la atención en la Unión Americana al dar 10 jonrones en sus últimos 18 juegos de postemporada. En general, el novato logró 29 hits en postemporada, ganó los honores de Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana y casi sin ayuda llevó la alineación de Tampa Bay a la Serie Mundial, recordó el sitio MLB.com

«Me puse las botas antes del  partido, como lo hice antes del primer juego de los playoffs el año pasado, y en ese juego de playoffs contra los Yankees, conecté un jonrón», dijo Arozarena a través del intérprete Manny Navarro. «Hice un jonrón hoy, así que eso sólo demuestra que la magia está funcionando desde las botas», comentó el cubano en rueda de prensa en alusión a su calzado de cowboy con el que aparece en el estadio.

En la historia de la postemporada, los equipos que toman una ventaja de 1-0 en cualquier serie al mejor de cinco han ganado la serie 101 de 140 veces (72%).

En la Serie Divisional con el formato actual 2-2-1, los equipos que ganaron el Juego 1 en su estadio local han avanzado 33 de 43 veces (77%). Esto excluye 2020, cuando la Serie Divisional se jugó en sitios neutrales.

“El robo de casa fue una de las cosas más geniales que he visto en un campo de béisbol”, dijo el mánager de los Rays Kevin Cash. “Jugador especial. Ciertamente se va levantando día tras día, y definitivamente cuando llega la postemporada».

Fue el undécimo jonrón de Arozarena en un lapso de 19 juegos de postemporada, empatado en el segundo lugar en la historia de la Liga  Americana/ Liga Nacional en ese lapso y sólo detrás de Babe Ruth (12 desde 1923-32). Arozarena ha conectado la tercera mayor cantidad de jonrones en los primeros 26 juegos de postemporada  solo detrás de Carlos Beltrán (13) y Nelson Cruz (12). Su total de jonrones de postemporada lo colocaría en la cima de la tabla de clasificación de la franquicia para 22 equipos, incluidos los Rays.

«Lo dije tres veces esta noche: tiene que ser el Novato del Año», dijo el abridor Shane McClanahan, quien lanzó cinco entradas en blanco para ganar la victoria. «Lo que ese tipo hace todos los días en un campo de béisbol es muy especial, y tengo mucha suerte de que lo tengamos en nuestro equipo porque no quiero enfrentarme a él».

Con dos outs en la séptima entrada y el zurdo de Boston Josh Taylor en el montículo, el antesalista Rafael Devers se alejó de la almohadilla. Arozarena tomó una gran ventaja en la tercera base y luego se fue hacia home cuando Taylor se concentraba en su lanzamiento. Taylor se sorprendió y disparó a su catcher, pero no  a tiempo. Para cuando el receptor Christian Vázquez atrapó la bola, Arozarena ya se había lanzado de cabeza para el primer robo exitoso de home en los playoffs desde Javier Báez de los Cachorros en el Juego 1 Divisional de la Liga Nacional en  2016.

El legendario Jackie Robinson lo hizo con los Dodgers de Brooklyn contra Yogi Berra y los Yankees de Nueva York en la Serie Mundial de 1955.

«Me di cuenta de que el lanzador no me estaba mirando o cubriéndome, y vi que el antesalista estaba bastante lejos de donde yo estaba», dijo Arozarena. “Estaba mirando a [el entrenador de tercera base Rodney] Linares, diciéndole, ‘Oye, me voy a ir. Me voy a ir.’ Eché un vistazo y vi que Cash también le daba luz verde, así que  decidí despegar”.

“Es básicamente su valentía, su atletismo y poder hacerlo. No practicamos eso”, agregó Cash. «En última instancia, todo se reduce a su toma de decisiones y su capacidad para reaccionar en ese momento crucial”, declaraciones que recoge MLB.com.

Hay que tener en cuenta que Báez se robó el home tras un tiro a tercera base. El último robo de home en la postemporada en un lanzamiento, realizado por Marquis Grissom en la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1997, se produjo después de un toque fallido. Así que Arozarena logró el primer robo de home sin un tiro de pickoff, un toque, un swing por el bateador o un receptor lanzando detrás del corredor en la postemporada desde Jackie Robinson. 

La prensa deportiva estadounidense se rindió a los pies de Arozarena mientras en su isla natal la hazaña no clasificó en los medios tradicionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + dieciseis =

Último minuto