julio 15, 2024
33.2 C
Havana

La Recarga 12X + Internet Ilimitado más barata aCuba! 😍

Del 11 de julio al 21 de julio ¡En Cuba recibirán 6000 CUP de Saldo Principal e Internet Ilimitado de 12 am a 7 am

Recargar ahora

Reconstruyen El Caney de Isabela, símbolo del poblado costero que había sido quemado intencionalmente

Foto: RRSS

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

Dos años después de que quedara reducido a escombros por un acto vandálico, el icónico Caney de Isabela, emblema de la gastronomía de ese poblado costero del centro norte de Cuba y uno de los símbolos más arraigados en la idiosincrasia popular, ha recuperado su techado de guano característico y está a punto de prestar servicios una vez más, a pesar del pesimismo de los propios isabelinos, que ya habían perdido sin remedio la Iglesia Católica de la comunidad y creían que El Caney correría la misma mala suerte.

En diciembre de 2023 comenzaron las labores de recuperación del local, proceso que está siendo documentado gráficamente por los lugareños, quienes cuelgan en las redes sociales imágenes que ilustran la progresión de las acciones, emprendidas por trabajadores del vecino municipio de Quemado de Güines, de acuerdo con reportes de los medios locales.

No es la primera vez que el famoso Caney recibe una reparación capital, sobre todo si se tiene en cuenta su ubicación geográfica, a pocos metros del mar en la punta de esa especie de península que es Isabela, una localización que lo expone a la furia de los vientos y de las marejadas del litoral norte. De hecho, ha sido destruido por más de un huracán.

Sin embargo, el incendio que arrasó con el peculiar inmueble en forma circular, a la usanza aborigen, acaparó titulares en septiembre de 2022, no solo por la magnitud del siniestro, que dejó techo y paredes reducidas a cenizas; sino también por el complejo matiz del hecho.

En cuestión de horas fueron detenidos los dos implicados directos en el incendio, uno de ellos prendió fuego al inmueble durante la noche y el otro lo trasladó hacia un lugar seguro; aunque la idea presuntamente provenía de un ciudadano cubano residente en Estados Unidos, que afirman pagó 75 000 pesos por «el sabotaje», según confesaron con posterioridad ambos jóvenes.

El Caney, por suerte para ese segmento de la sociedad cubana, debe quedar listo para el próximo verano, según declaraciones de las autoridades locales a la prensa.

De momento, El Caney y la bucólica época que representa siguen despertando las nostalgias de los habitantes de la región, que evocan los tiempos de gloria que, al decir del intelectual sagüero Leopoldo Luis García, son irrepetibles: “Íbamos a Isabela de Sagua y almorzábamos en El Caney. Nunca nos pareció un lujo ni un anhelo inalcanzable. Salían trenes, guaguas Girón, máquinas de alquiler (todavía no eran almendrones). Íbamos a Isabela y bebíamos cerveza junto al litoral, al que llamábamos playa, y lo comparábamos de manera intuitiva con el legendario Uvero. Luego pedíamos Costa Norte en El Caney, bebíamos más cerveza y regresábamos en tren, en guaguas Girón, en máquinas de alquiler que todavía no eran almendrones. Íbamos a Isabela y regresábamos como quien visita a un vecino, a un familiar querido a pocas cuadras de casa. Ya no existe El Caney, ¿existe la Isabela?”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí