noviembre 26, 2022
25.2 C
Havana

Rituales cubanos para un mejor 2022

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

El día 31 de diciembre algunos cubanos prefieren pasarlo con su familia y en casa. Otros comparten el tiempo, y aunque primero disfruten de una cena familiar, luego buscan la forma de reunirse con sus amigos.

Lo que sí comparten todos para despedir el año que termina y una mejor fortuna en el año que comenzará, son una serie de rituales, que, si bien pueden variar entre regiones cubanas y/o familias, todos tienen el propósito de dar buena suerte para el nuevo año.

Estrenar una prenda: llega diciembre y muchos cubanos y cubanas buscan la forma de adquirir una prenda para estrenar el 31. Con esta tradición se empieza el año nuevo pidiendo por cosas buenas y originales.

Tirar un cubo de agua: A las 12:00 a.m. no hay casi ninguna familia cubana que no tire un cubo de agua hacia la calle. Con este ritual se espera sacar lo malo del año viejo y que quede solo lo bueno para iniciar el nuevo año.

Foto: Jorge Luis Borges

Vestirse de blanco: este es un color especialmente importante en la cultura nacional, dada la influencia de la religión de la afrocubana en la misma. Pero junto a la religiosidad también lo es la influencia de las telenovelas brasileñas en la vida cubana, por eso no es de extrañar que a raíz de una de estas, algunos cubanos llevan vistiéndose de blanco ya varios años para atraer la paz y la buena fortuna.

El color del año: Si bien algunos eligen el blanco, otros cubanos pendientes de la moda internacional optan por elegir el color que será tendencia el próximo año y así se demuestra plena intención de iniciar el año con todas las buenas vibras. El de este 2022 será el violeta o más específicamente “very peri”, según lo declaró Pantone.

Una maleta y cuatro esquinas: El cubano isleño con grandes ansias de viajar siempre, hace años se adueñó de un peculiar ritual, que le permita soñar o “asegurar” un viaje fuera de las fronteras nacionales. Así, el 31 de diciembre a las doce de la noche no serán pocos, los que “maleta de rueditas” en mano, les den la vuelta a las cuatro esquinas más cercanas, para asegurar un viaje allende los mares.

La quema del muñeco: Esta tradición pertenece sobre todo a los campos cubanos, aunque en las ciudades se han visto ejemplares víctimas del fuego. La idea es confeccionar un muñeco o muñecón, que simbolice el año que finaliza y con su quema también se irán todos los pesares del mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here