agosto 13, 2022
24.2 C
Havana

“El carro no es mío”. Las “sinceras disculpas” de Sandro Castro para los cubanos

Foto: Instagram de Sandro Castro

Texto: Redacción Cuba Noticias

Durante los últimos días, el video de Sandro Castro presumiendo un Mercedes Benz estremeció las redes sociales. Llovieron reacciones, en su mayoría de rechazo, a la exhibición de un privilegio con el que no cuenta ni el 10% de la población del país.

Sin precisar la “motivación” que lo llevó a esto, el nieto de Fidel Castro subió un video a su cuenta de Instagram donde pide una “gran disculpa” a los cubanos dentro y fuera de la isla que se hayan sentido ofendidos con su ostentación.

“Ese video yo no lo publiqué, solo lo puse en mis estados de WhatsApp para mis contactos cercanos de confianza y allegados a mí, pero por razones en contra de mi voluntad ese video trascendió a otros medios”, afirmó.

Acto seguido, el Sandro confesó que el Mercedes en cuestión no era suyo, sino de un “conocido” que se lo prestó para probarlo, sabiendo de su gusto por los autos.

“Cuando yo me referí a los juguetes que tenía en casa, lo dije en broma porque obviamente el carro no es mío y pido unas disculpas muy sinceras a todo el que malinterpretó esto o los pudo ofender, me disculpo ante todos”, continuó.

También aprovechó el momento para aclarar que no tiene nada que ver con una cuenta de Twitter que circula con su nombre haciendo todo tipo de provocaciones llenas de errores ortográficos.

Según dijo, no tiene cuenta en Twitter ni Facebook, solo Instagram. “A mí no me interesan ni las redes sociales ni la popularidad”.

En su disculpa, Sandro vuelve a asegurar que es una persona sencilla, sin embargo, muchos dudan de su sencillez y, de paso, de la sinceridad de sus disculpas.

Usuarios en redes sociales han comentado la posibilidad de que sea un texto ensayado, luego de un “halón” de orejas. Otros creen que fue un escuálido intento de ponerle un parche a un hueco que ya no tiene arreglo. Sin embargo, previendo esto, Sandro ha limitado los comentarios en dicha publicación de instagram, pudiendo hacerlo solo las personas autorizadas por él. ?¿Otra muestra más de su transparencia?

También hay quienes ven en su pedido de perdón un acto de pálida decencia, sobre todo en un país como Cuba, donde es poco común que un “privilegiado” pida disculpas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto