octubre 26, 2021
24.2 C
Havana

“Un autogolpe de Estado”: Asamblea Legislativa de Bukele destituye jueces constitucionales de la Corte Suprema

Texto: Karla Castillo

Un “autogolpe de Estado”, “un golpe de Estado técnico” o un acto “inconstitucional” y “antidemocrático”, son algunos de los calificativos que le han dado a lo cometido este sábado por la Asamblea Legislativa afín al presidente de El Salvador, Nayib Bukele: destituyó a los jueces constitucionales de la Corte Suprema.

Esta vez, no sólo es el qué hizo, sino cómo lo hizo. El presidente salvadoreño actuó contra los magistrados propietarios y suplentes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), supuestamente por cometer fraude a la constitución y violar la separación de poderes, señaló la agencia española Efe.

El hecho es que la Asamblea Legislativa de Bukele, en esa, su primera sesión, que debía ser la plenaria protocolaria para la toma de posesión de la nueva Asamblea Legislativa tras las elecciones del pasado 28 de febrero, destituyó a los magistrados y al fiscal general sin seguir los pasos de la Constitución, para poner en el lugar de estos a personas afines al mandatario.

Según El Faro, el artículo 185 de la Constitución de El Salvador indica que la lista de candidatos a magistrados de la Corte debe provenir del Consejo Nacional de la Judicatura, de forma tal que recoja de diferentes sectores representativos de los abogados esos nombres. De ahí que lo realizado por la Asamblea Legislativa sea considerado como inconstitucional.

Fueron destituidos: el presidente de la Sala de lo Constitucional y de la CSJ, José O. Armando Pineda, y los magistrados propietarios Aldo Enrique Cáder, Carlos Sergio Avilés, Carlos Ernesto Sánchez y Marina de Jesús Marenco, así como los suplentes Rogel Zepeda, José Cristóbal Reyes, Jorge Alfonso Quinteros, José Luis Lobo Castelar y Sonia Elizabeth Cortez de Madriz.

Ante lo sucedido, los afectados lanzaron una resolución en la cual declaran de inconstitucional el procedimiento. La respuesta de Bukele fue burlarse en sus redes sociales y dejar bajo vigilancia policial los portones de la Corte.

Medios internacionales señalan que con la destitución ahora deja incompleta y sin presidente al órgano Judicial. Esta fue aprobada por 64 votos de los 84 diputados, oficialistas todos.

De acuerdo a Efe, esos votos fueron dados por los partidos Nuevas Ideas (NI), Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y Partido de Concertación Nacional (PCN).

Foto: El Dínamo

Anteriormente Bukele, había acusado a los jueces constitucionales por retirarle facultades que requería para actuar ante la pandemia de la COVID-19. Incluso, en una ocasión expresó que “si fuera de verdad un dictador”, ya hubiese fusilado a los magistrados constitucionales de la Corte Suprema, debido al accionar de estos ante los decretos emitidos en el marco del confinamiento pro el coronavirus.

“Los hubiera fusilado a todos o algo así, si fuera de verdad un dictador. Salvar mil vidas a cambio de cinco”, señala Efe que expresó el presidente en ese momento.

El Faro subraya que las decisiones tomadas buscan eliminar dos de los últimos límites institucionales al poder del presidente, quien ocupa el cargo desde mediados de 2019 y cuyo partido arrasó en las elecciones legislativas del pasado 28 de febrero.

Lo ocurrido fue televisado por el canal 10, un estatal salvadoreño, y duró cerca de una hora. Después hacía entonces la Sala Constitucional la declaración de inconstitucionalidad sobre la medida adoptada por el legislativo, diciendo, además, que este intento de destitución ilegal es una forma de coacción del Ejecutivo. Organismos internacionales, como Amnistía Internacional y CEJIL, y el gobierno de Estados Unidos, han condenado la acción realizada sin debate en la plenaria y sin derecho de defensa de los magistrados, pero poco han influido las quejas, ya está la lista de los suplentes de los cargos, y hasta las redes sociales y la página web de la Asamblea cambiaron de logotipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =

Último minuto