agosto 19, 2022
23.2 C
Havana

La próxima novela cubana abordará la pandemia del COVID-19

Texto: Redacción Cuba Noticias 360

La próxima propuesta del popular espacio de la telenovela cubana en el canal público Cubavisión, tendrá como una de las tramas principales la pandemia del COVID 19. “Tan lejos y tan cerca” es el título del dramatizado, que llegará luego de que la controversial “Tú” llegue a su fin en este mes de abril.

La nueva telenovela, dirigida por Alberto Luberta Martínez y Loysis Inclán saldrá al aire el dos de mayo próximo. El guion estuvo a cargo del propio Luberta y de la guionista Lil Romero, conocida por su trabajo en espacios como el programa “El triángulo de la confianza”, transmitido por el Canal Habana.

Según medios estatales la nueva producción fue escrita, producida y editada al mismo tiempo, lo cual constituye un cambio en la forma de hacer de este espacio, que intenta acercarse a las formas de producción internacionales, las cuales hace tiempo laboran de esta manera.

La historia parte de hechos reales para dar paso a la ficción, la cual se centra en la relación amorosa entre una doctora, personaje a cargo de Maité Galbán, y un músico, interpretado por Alberto Corona, en medio del contexto pandémico.

Aunque ya el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfico (ICAIC) había abordado la pandemia en Cuba, siempre lo había hecho desde la mirada documental, por lo cual este dramatizado será el primer intento cubano de reflexionar desde la ficción sobre estos años extraños y diferentes para el mundo entero.

El personaje de la doctora interpretado por Galbán, trabaja en la conocida como “zona roja”, y además de sus compromisos como profesional, enfrenta conflictos como madre, sin lograr delegar responsabilidades.

Alberto Corona, adelantó al portal oficial de la televisión cubana que, “una de las cosas más importantes que me he llevado del proceso de «Tan lejos y tan cerca» es la responsabilidad de asumir un rol protagónico que me condicionó a estudiar de manera intensa. Llegué al set inicial muy nervioso, sin el disfrute necesario pues me autoexigía demasiado. Eduardo Eimil, el director de actores de la novela, me transmitió mucha confianza y Alberto Luberta compartió conmigo las experiencias de otros actores que habían llegado a las grabaciones tan tensos como yo; con esas conversaciones me relajé y comencé a disfrutar la interpretación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Último minuto